El Ibex 35 se despidió este jueves de los 8.000 puntos en otra sesión de importantes caídas en la que cedió un 2,72% hasta los 7.988 puntos que marcan un nuevo mínimo anual de cierre. “Podríamos calificar la situación general del mercado de hastío general. Pasan los días y vemos caer valores de 10% en 10% y nada llama la atención”, comenta Javier Ruiz, gestor de fondos de Metagestión para quien “esta situación de mercado suele ser de potencial suelo. Podemos esperar –asegura este experto- que en próximas sesiones acaben por darse la vuelta los índices”.
Caídas de la renta variable en una jornada en la que de nuevo Santander fue uno de los valores más penalizados del mercado al cerrar con un recorte del 5,55%. “Sigue sufriendo bastante. Desde que anunció la ampliación de capital acumula una caída del 35% que no se entiende muy bien. El precio cotiza a niveles que no se veían desde hace 5 años, es un sinsentido –asegura este experto- además, su rentabilidad por dividendo es del 12% y a estos precios es una oportunidad histórica para entrar en el valor”.

Jornada especialmente volátil para Repsol que se convirtió junto con Sacyr Vallehermoso en las protagonistas del día. Con acento ruso se comentan los rumores en el mercado español en relación a las compañías. Parecía que ahora sería la rusa Lukoil la que se llevaría el gato al agua al hacerse con el 20% que Sacyr tiene en Repsol. Entre dimes y diretes, el Gobierno prefiere que la petrolera sea española pero respeta las negociaciones, la rusa no confirma que esté negociaciones y por si fuera poco, Criteria también afirma que está en conversaciones para la venta de su participación en Repsol YPF. “Seguramente interés hay”, comenta el experto de Metagestión “pero está por ver si el Gobierno aprueba que una compañía extranjera entre en Repsol. Es una opción muy necesaria para Sacyr que necesita reducir deuda y todo pasa por vender Repsol”.

Y de ventas va el día porque Ebro Puleva anunció un principio de acuerdo con Associated British Foods (ABF), propietaria del 100% de British Sugar, para la venta de su filial Azucarera Ebro por 526 millones de euros. “Una buena noticia” para Javier Ruiz que comenta “es una operación que Ebro Puleva lleva buscando hace dos años. Además, el negocio del azúcar no es estratégico y la venta se ha hecho a un precio razonable (…) es una venta atractiva para la compañía y una buena noticia”.

En cuanto a recomendaciones, el gestor de fondos de Metagestión aconseja fijarse en valores como Cintra “que se beneficia de la caída del precio del petróleo y también de las potenciales caídas que esperamos de los tipos de interés los próximos años. Factores –asegura Javier Ruiz- que benefician mucho al valor y que parece que están pasando por alto los inversores”.