Cumbre del G-20. “Japón ahora mismo es el ojo del huracán de la guerra de divisas porque ellos son fueron que la comenzaron de forma más agresiva. Para hacerlo competitivo qué mejor manera que una depreciación fuerte del yen frente a sus principales cruces”, reconoce Daniel Álvarez, analista de XTB.
El señor Abe “ha presionado con mucha fuerza al BOJ e incluso se ha cobrado su primera víctima pues dimitirá el único que tenía una postura contraria a la fuerte depreciación de la divisa. El G-20 ha optado por tomarse todo con tranquilidad “podemos tener malas consecuencias para la economía en general”, reconoce este experto en Radio Intereconomia.

Ellos lo hacen con una finalizad política evidente y no tienen ningún problema en las formas. En otros países, “el caso de Japón o más occidentalizados intentaban cuidar las formas pero incluso de eso también nos hemos contagiado. El problema radica que quizás el G-20 calen los ánimos de estas políticas extremadamente laxas pero solo de forma temporal porque tanto Japón como Suiza tienen claro que es lo que quieren hacer” .

Tasa de paro en España “me ha parecido que hemos tenido en el último mes un retroceso que marca que nuestra economía, a pesar de que intenta aferrar los datos de esperanza, está débil”. Datos tan pobres nos indican que quizás Alemania y los países que toman las decisiones en Europa vean que “hay margen para el estímulo y que no nos podemos centrar sólo en medidas de austeridad”. El Bundesbank sigue tratando de presionar a Draghi para que las medidas que tome les afecte lo menos posible, eso lo podía entender hace unos meses pero ahora ellos también están en una situación de peligro. Quizás sea el momento de que Alemania cambie de políticas.