Recogiendo las palabras de Yellen que sigue marcando unas subidas de tipos pausadas y no exageradas a corto plazo, va a depender mucho de la inflación. Ahora hay más riesgo de que la Fed tenga que afrontar subidas de tipos.
 

Nosotros esperamos dos subidas de tipos de interés pero dependerá de lo que pasa en el aspecto macroeconómico. Dependerá del relanzamiento de la economía americana, que el mercado ha descontado fuertemente y puede que no llegue hasta el 2018.

La bolsa americana tiene una ventaja sobre la europea es que si vienen medidas fiscales ahí es dónde más impacto habrá. La evolución del dólar le puede afectar, por el contrario. De la renta fija la perspectiva es que siga escalando la rentabilidad aunque dependerá de lo que haga la Reserva Federal y Trump.

No se espera gran cosa de Draghi y no esperamos que haga un cambio sustancial. La política del BCE va a seguir siendo mantener el discurso de hacer compras aunque con la vista de la inflación. Está claro que aquí hacen otras políticas en Europa, al igual que en Estados Unidos.

Esperamos movimientos laterales en el mercado español, para un escape al alza dependerá de los resultados empresariales.

Declaraciones a Radio Intereconomía