La bolsa norteamericana se mueve en terreno negativo con el precio del crudo en el punto de mira, después de haber alcanzado nuevos máximos en esta jornada –el barril West Texas ha superado los 143 dólares-. Eduardo Vicho, co-director de EJD Valores señala que “a pesar de este comienzo de semana casi semifestivo para EE.UU -ya que el mercado permanecerá cerrado el próximo viernes por el día de la Independencia- hay que estar muy atentos ya que la referencia principal se centra en la inflación y en el precio del petróleo que parece que no encuentra techo”. El experto recuerda las palabras del presidente de la OPEP apuntando a que “podría irse, en los próximos meses, a los 150-170 dólares por barril”. Recomienda no entrar largos en el petróleo, “ya que podríamos estar ante una burbuja y, que igual de rápido que está subiendo podría llegar a corregir”. No cree que a medio o largo plazo, el crudo se pueda situar por debajo de los 100 dólares, pero “sí podría esperarse una corrección importante hacia niveles de 110, 115 dólares por barril”.
Sector financiero Este experto señala que el sector financiero, parece que sigue planteando muchas dudas. Y –añade que- “entidades como Merrill Lynch –objeto hoy de comentarios negativos por parte de un analista de Ladenburg Thalmann sobre la posibilidad de que se verá forzada a buscar capitales en el tercer trimestre-, y Goldman Sachs, entre otras, siguen mostrando problemas y, además, buscan inversores internacionales, lo cuál nos preocupa bastante y, nos hace pensar que las cuentas que han presentado en los últimos trimestres siguen ocultando los efectos devastadores que ha tenido la crisis subprime”. Por lo tanto, Eduardo Vicho recomienda a los inversores que se mantengan alejados de este sector. Y recuerda, que al igual que hace unos meses algunos expertos apuntaban a que los problemas de liquidez podrían haber pasado ya,”lo único que sabemos es que las medidas tomadas por la Fed –recortes drásticos de tipos de interés- lo que han conseguido es que la debilidad del dólar se acentuase más y, vemos cómo apenas se ha reactivado la economía estadounidense”. A su juicio, la confianza continúa siendo un verdadero lastre para los inversores. Por otro lado, considera que es un buen momento para empezar a tomar posiciones en dólares –ya que el billete verde podría estar formando un suelo frente a las principales divisas- y “el euro podría estar ante un techo de medio y largo plazo y, se podría empezar a tomar posiciones cortas”. Sector tecnológico Con respecto a la multa que deberá pagar Ebay a seis marcas de la firma de lujo francesa LVMH por permitir la difusión de productos falsificados y la distribución de perfumes, Vicho indica que “algunas compañías importantes se han visto multadas de forma continuada en los últimos meses y, la principal protagonista ha sido Microsoft”. No obstante, -añade- “creemos que son valores que se están viendo beneficiados por la debilidad del dólar con respecto al euro y, por lo tanto, sus cuentas se van a seguir viendo beneficiadas, aunque haya correcciones a corto o medio plazo”. Y recuerda que, el año pasado, fue el año de las tecnológicas –Google y Apple registraron revalorizaciones muy importantes-. El analista de EJD Valores considera que este sector puede ser una opción en el medio plazo, pero “ahora mismo, lo cierto es que está inmerso en un proceso correctivo acorde con el mercado, que podría durar todavía unos meses”. Apuestas Eduardo Vicho, co-director de JD Valores cree que este es un momento para estar en liquidez en el mercado o, –añade- “para buscar rebotes y posicionarnos cortos”. No obstante, el experto apuesta por el dólar a medio y largo plazo y, considera que “sería una opción posicionarnos largos frente a las principales divisas mundiales –ya que podríamos estar ante un suelo de mercado- y, cortos en el euro”. Cree que a pesar de las amenazas del presidente del BCE, Jean Claude Trichet de subir los tipos en su reunión de este jueves, “esas subidas van a ser limitadas y, antes o después, van a tener que recortar el precio oficial del dinero de forma importante, como ya ha ocurrido en EE.UU”, concluye.