El Ibex 35 vivió una sesión volátil y terminó prácticamente plano –cedió un 0,07% hasta los 11.677 puntos. En opinión de José Lizán, Gestor de carteras de Nordkapp, “esta semana será de poco volumen y muy volátil dada la coyuntura negativa de la economía global”. “Hemos vivido momentos de euforia con los futuros de EEUU en positivo y temores que nos han llevado a la baja de la mano de Fannie Mae y Freddie Mac”, explica el analista para quien “cuando salen noticias negativas en el sector financiero a nivel mundial, entran los miedos y la presión vendedora” por lo que “el índice se ha dado la vuelta”. Vivimos además “una semana con escasas referencias macroeconómicas y de no haber sorpresas, si el crudo se mantiene a estos niveles, podría haber un rebote de las bolsas”, apunta Lizán. El experto matiza que se verán subidas “siempre y cuando nos deje el sector financiero porque los bancos pesan mucho y tumban a los índices”. “No parece que será una semana trascendente para las bolsas”, concluye.
También en nuestro país el sector financiero saltó a la palestra, hoy de la mano del dato de morosidad y es que en el mes de junio alcanzó el 1,61%, la tasa más alta desde 1999. Lizán explica que “la morosidad y las previsiones han sido lo que ha mirado el mercado en las publicaciones de resultados de las compañías” y “en todos los bancos la morosidad ha repuntado de niveles mínimos del 0,5%, muy bajos en comparación con la media europea, a niveles del 1,5 ó 1,6% dependiendo de la exposición que tienen las entidades al crédito inmobiliario y al crédito promotor”. Para este experto “la tónica va a seguir así, la ralentización económica es más patente” y además hay que tener en cuenta que “el euríbor está a unos niveles que hace recortar el dinero disponible para afrontar los créditos”. Por lo tanto, en opinión del gestor, “tendremos un trimestre de poca renta disponible y de aumento de la morosidad” lo que provocará “una reducción de beneficio en todo el sector financiero que lo hará mal en los próximos trimestres”. Tampoco los dos grandes del parqué se libraron hoy de la quema, Lizán apunta a que en relación a Santander y BBVA, “el mercado descuenta el riesgo de su exposición en Latinoamérica” y es que “Brasil y Méjico lo han hecho muy bien” porque “al estar ligados a las materias primas se han visto favorecidos por el ciclo alcista de éstas”. Ello ha provocado, según este experto, “una sobreponderación de todo el Ibex 35 en general por su exposición en Latinoamérica, y de los dos grandes bancos en particular” pero “ahora se teme que esté terminando ese buen ciclo”. Además, si “a esto le añadimos el tema de Venezuela que ha metido miedos jurídicos en relación al sector financiero, todo se complica”, resume. “Entre BBVA y Santander –matiza el analista- recomendamos Santander porque Brasil tiene unos fundamentales más sólidos y una economía menos vinculada a la norteamericana”. Si bien, para este experto es momento de “infraponderar bancos”. “Pensamos que no es momento de tomar posiciones aunque Santander lo haya hecho mejor que el sector a nivel europeo y podría llevar a cabo una operación corporativa aprovechando la debilidad del sector”. En cuanto a Ferrovial, que hoy fue uno de los valores que vivió una jornada en positivo (repuntó un 1,05%) después de conocerse que su gestor aeroportuario británico, BAA espera alcanzar los 13.000 millones de libras necesarios para la nueva financiación de su deuda, Lizán establece que “si el mercado se pone alcista va a tirar fuerte”. “Ha habido cierres de posiciones cortas en valores ligados a la construcción y Ferrovial ha sufrido mucha volatilidad” por lo que “creemos que si el mercado se pone alcista tirará porque la refinanciación es una buena noticia y la posible venta de algún activo le daría un balón de oxigeno a la compañía”. De todos modos el experto matiza que “sufrirá la volatilidad del mercado pero si hay un recorte fuerte tomaríamos posiciones para deshacerlas arriba, una idea de trading especulativo”. Para este analista sería también momento de entrar en “Repsol YPF porque es una compra clara”, “ha estado muy castigado por la operación de Unión Fenosa y Gas Natural que le ha llevado a ampliar capital y ha sufrido los temores llegados de Venezuela por la nacionalización de la filial de Santander”. Sin embargo según matiza Lizán, “ahora las noticias de Brasil, de su campo de Carioca pueden ser un catalizador para el valor”, así como “la menor exposición de YPF a Latinoamérica con el tema de la colocación de la oferta pública de acciones”. En definitiva, para el gestor “una cotización en el nivel de 20 ó 21 euros nos parece muy interesante para tomar posiciones”.