Endesa cerró ayer en la parte alta del Ibex 35, con una fuerte subida que le llevó a zona de resistencia, aunque en mitad del canal alcista en el que cotiza desde febrero. Parece que a los inversores les atrae el anuncio del aumento del dividendo realizado por la utility en su plan estratégico. 
 
Ayer Endesa cerró apuntándose una subida de más del 3%, aunque en el intradía la subida fue bastante más pronunciada, aunque en ningún momento llegó a superar la resistencia de los 19 euros, zona que ya ha funcionado de muro para el valor en repetidas ocasiones desde el verano.
 
Endesa sigue cotizando dentro del canal alcista en el que se mueve y en el que ha conseguido revalorizarse un 25% desde los mínimos de febrero. Ahora, si supera los 19 euros, la extensión del canal alcista podría llevarle por encima de los 20 euros, superando así los máximos históricos marcados en octubre en los 19,35 euros.


 
La subida de ayer llevó a Endesa a atacar la media móvil de 14 sesiones, por lo que si la supera, podría recuperar la tendencia alcista de medio plazo que ha perdido, como muestran los indicadores técnicos Premium.



Las recientes subidas vienen motivadas por la revisión del plan estratégico de Endesa, en el que ha elevado sus perspectivas y también el dividendo, que es uno de sus grandes atractivos. Así pues, la compañía presidida por Borja Prado repartirá más de un euro por acción a sus inversores. Este ejercicio abonará un dividendo a cuenta de 0,70 euros por acción. Esta cifra supone un 75% más que el dividendo a cuenta del año pasado y a mediados de 2017 abonará el dividendo complementario, cuya cuantía está por definiar, pero el dividendo total con cargo a 2016 superará ampliamente los 1,026 euros por título desembolsados con cargo a 2015.