Enagás ha anunciado a la CNMV que en 2015 tuvo un beneficio de 412,5 millones después de impuestos, lo que supone incrementar en un 1,5% el resultado anunciado un año antes. Sin embargo, redujo tanto Ebitda como ingresos totales en el período, cuando también incrementó su deuda neta hasta los 4.237 millones de euros, 

Enagás cerró 2015 con un ligero incremento del beneficio neto del 1,5% que le colocó en 412,5 millones de euros. Un período en el que los ingresos totales descendieron hasta los 1.221 millones – desde los 1.223 millones del año anterior – con un Ebitda que también es redujo en torno a cuatro puntos porcentuales, cerrando el año en los 900,5 millones de euros.

El valor de los activos de la gasista quedó en 7.752 millones, un 0,5% por encima de los niveles de 2014. Y todo ello en un entorno en el que se incrementaron tanto los fondos propios – a 2.318 millones – como la deuda neta, que cerró el año en los 4.237 millones, lo que supone un incremento del 4%, con lo que el ratio deuda neta/ebitda subió hasta las 4,5 veces mientras que el FFO/Deuda Neta se redujo un décima, hasta el 16,4%. En el período es destacable la reducción del coste de la deuda, hasta el 2,7%, en un año en el que la compañía realizó con éxito dos emisiones de bonos por importe total de 1.000 millones de euros que, junto a las operaciones de liability management efectuadas, “han permitido que a 31 de diciembre de 2015 la vida media de la deuda fuera de 6,6 años”, resalta la compañía en la nota de prensa remitida a la CNMV
 
Los gastos operativos de Enagás aumentaron un 13,1% respecto al ejercicio 2014. Este incremento se debe fundamentalmente a la nueva contabilización de los gastos asociados a las filiales Al-Andalus y Extremadura (16,6 millones de euros adicionales) y a los gastos incurridos por la operación y mantenimiento del almacenamiento hibernado de Castor (15,4 millones de euros). Si excluimos ambos efectos, los gastos operativos se incrementarían un 1,8% respecto a los obtenidos en el ejercicio 2014, fundamentalmente por una plantilla media superior a la registrada en el ejercicio 2014 y una mayor actividad internacional. El EBITDA a cierre del ejercicio 2015 alcanzó los 900,5 millones de euros, un 4,2% inferior al reportado en 2014.

El resultado financiero del ejercicio 2015 ha sido de -90,9 millones de euros frente a los -105,5 millones de euros del ejercicio anterior. La mejora del Resultado Financiero se debe fundamentalmente a la reducción del coste de la deuda y a los mayores ingresos por créditos concedidos a empresas participadas.

La compañía ha anunciado que subirá dividendo 1,39 euros por acción, lo que supone una mejora del 5% con respecto al año anterior y cumple con las guías del plan estratégico 2015-2017. 




Inversiones realizadas

A 31 de diciembre de 2015, la inversión realizada ha sido de 530,2 millones de euros, de los cuales 206,1 millones de euros han sido invertidos en España y 324,1 millones de euros correspondieron a inversión internacional. De la inversión realizada en España, cabe destacar la adquisición de un 10% de Bahia de Bizkaia Gas (BBG) por importe de 11,9 millones de euros que supone aumentar la participación de Enagás en dicha sociedad hasta el 50%, así como, la adquisición del 30% de la planta de regasificación de Saggas por importe de 61,9 millones de euros. De la inversión internacional, destacar la adquisición del 50% de Swedegas (la compañía propietaria de la totalidad de la red de gasoductos de alta presión de Suecia y operadora del Sistema Gasista sueco) por un importe de 97,1 millones de euros. Además, en el mes de junio Enagás adquirió un 4,34% adicional de TgP (Perú) por importe de 89,8 millones de euros, alcanzando un 24,34% de la Compañía. Cabe mencionar que las cifras de inversión en empresas participadas incluyen la capitalización de gastos derivados de las operaciones de adquisición por importe de 3,8 millones de euros