Rebote en las plazas europeas tras las duras caídas de la semana pasada. Francesc Pau, gestor de GVC Gaesco reconoce en Radio Intereconomía que “ya se vio que el cierre de Estados Unidos no fue tan negativo como cuando cerramos aquí, por lo que un poco se esperaba este rebote”. Este experto advierte de que “habíamos llegado a niveles en los que si no intentamos rebotar el ambiente sería un poco más negativo”. Ahora el objetivo está en aguantar los 10.000 puntos del Ibex35 “aunque esta semana está un poco complicado porque en poco tiempo cambia la tendencia y esperamos que cuando vuelvan los gestores de vacaciones, se confirme una tendencia clara”.
En Estados Unidos están pendientes de ver si la recuperación económica se ralentiza o no pero hay polos opuestos. Pau reconoce que “tanto en EEUU como en Japón la recesión habría acabado y ahora queda ver si hay crecimiento suave o negativo”. En el lado contrario, Alemania. El analista de GVC Gaesco reconoce que “las exportaciones le están haciendo un gran favor pero lo que es bueno para este país puede perjudicarnos a nosotros, ante la posibilidad de una subida de tipos por parte del BCE”

En el mercado de divisas, el yen sigue cotizando en máximos “por eso la bolsa de Japón está en mínimos, porque al estar la divisa más alta venden menos fuera y les dificulta a la hora de tener inflación”. Además el dólar se está debilitando frente a la divisa y el euro está cayendo. Este experto ve una fuerte correlación entre bolsas y euro “y si la divisa europea cae algo más veremos caídas en las bolsas”.

Entre las recomendaciones de este experto, dada la disparidad de los valores, se encuentra una compañía como Grifols “que ha estado muy penalizada y en la que estamos viendo que está entrando dinero de fondos americanos”. Es un valor que ha cogido tendencia “y que puede subir más”.