A pesar del contexto alcista en que nos encontramos, la volatilidad está en mínimos de los últimos meses, por lo que invitaría a la prudencia y en caso de que salten los Stops, vender. La mejor opción con este escenario son las opciones de venta (put) para un inversor que quiera estar protegido.
Estamos viendo que la volatilidad de los mercados no hace más que caer con un sentimiento alcista que en la encuesta de Investor Intelligence no hace más que subir, pero creemos que en algún momento tendremos ciertas correcciones que ya estamos viendo en el mercado inmobiliario americano.