El Tesoso español ha conseguido colocar 4.030 millones de euros en letras a seis y doce meses a un tipo de interés superior al de la última subasta. La demanda, también ha sido superior. 

El Tesoro español ha conseguido cubrir la subasta de letras a corto plazo aunque para ello ha tenido que incrementar la rentabilidad. En total, el organismo ha subastado 4.030 millones de euros, por encima del rango de colocación establecido entre 3.000 y 4.000 millones de euros.

En concreto, para el tramo de seis meses, el Tesoro ha vendido papel por importe de 1.170 millones de euros – cantidad ligeramente inferior a la de la subata previa – a una rentabilidad del 0.183%, por encima del 0.111% ofrecido en la anterior colocación. La demanda también ha sido superior: 2.5 veces, desde las 2.4 veces de la subasta previa.

En el plazo más largo – el de 12 meses – se han colocado 3.780 millones de euros con una rentabilidad media en niveles de 0.288%. La demanda ha sido de 2.4 veces, por encima de las 1.8 veces de la subasta previa al mismo plazo.

Después de la subasta, la prima de riesgo en los 121 puntos básicos.