Con el objetivo para el primer trimestre del año cumplido, el Tesoro Público ha hecho los deberes en su única emisión semanal en títulos a cinco, diez y quince años por un total de 5.583 millones de euros. Baja la rentabilidad en todos los tramos, incluso, hasta niveles de los que no existe referencia. 

El Tesoro Público español ha emitido bonos a 5 años por valor de 2.727 millones de euros al 1,869% frente 1,991% anterior, bonos a 10 años por valor de 1.630 millones de euros al 3,291% frente 3,344% anterior y 1.226 millones de euros a 12 años al 3,56% frente 4,01% anterior. Por otro lado, el ratio de cobertura como ya viene siendo habitual ha sido lo suficientemente elevado como para que la demanda duplicara la oferta.

En su primera subasta de abril ha cumplido con creces el objetivo fijado para una deuda de tres tipos distintos: bonos con cupón del 2,75% y vencimiento el 30 de abril de 2019; obligaciones a 10 años con cupón del 3,8% y vencimiento el 30 de abril de 2024; y obligaciones con cupón del 5,9% y vencimiento el 30 de julio de 2026. 

Se trata de una nueva subasta en la que la rentabilidad de los bonos a dos años se consolida por debajo de la cota del 2%.  La cuantía emitida en bonos a diez años ha alcanzado los 1.630 millones de euros.

Por su parte, en los títulos a diez años el Tesoro ha podido colocarlos justo por debajo del 3,3%, en el 3,291%, el porcentaje más bajo desde 2005.