Los datos macros aunque salgan poco satisfactorios, no afectarían al mercado. A medida que el Ibex va subiendo, se va revisando al alza el valor esperado del Ibex para finales de año, que podría ser de 16.000 puntos. Esto es debido a que los resultados empresariales siguen batiendo records. Las compañías están en una situación saneada, y positiva desde el punto de vista financiero. Sacyr tiene dos operaciones en marcha, la de Eiffage, en la que quiere tomar un mayor control ya que posee un 33% aunque no se lo permiten y la de Repsol que va a poner en precio pronto. Su entrada en la filial francesa se complica porque tiene que buscar apoyos por encima del 50%. Pensamos que va a haber una OPA sobre Altadis por 50-52 euros. Está poniendo pegas para que otras compañías revisen sus cuentas hasta que no presenten una oferta firme. Este es el precio de referencia que el mercado espera.