Festival alcista del principal mercado del mundo al calor de la noticia de que el Gobierno de Estados Unidos asumió el control de los gigantes del crédito hipotecario Fannie Mae y Freddie Mac y destinó 100.000 millones de dólares para cada uno, con el fin de evitar un colapso del sistema financiero tras la crisis inmobiliaria. Una situación que, a pesar de que el mercado se lo ha tomado positivamente “es una medida casi obligada”, asegura Eduardo Vicho, codirector de EJD Valores que cree, además que se trata de “una maniobra preelectoral para que no salte ningún escándalo antes de las elecciones”.
Según explica este experto financiero, ya hemos sido testigos de medidas como el rescate de Fannie Mae y Freddie Mac, como el caso –dice- de “Bear Stearn cuando salió Morgan Stanley como escudo de la Fed para evitar su desplome bursátil o la medida de la SEC de restringir el posicionamiento en corto”. En conclusión, asegura Vicho, “si el Gobierno no llega a actuar en el tema de Freddie y Fannie, estas empresas estaban abocadas a la quiebra”. También al calor del rescate de las dos hipotecarias, el sector financiero vive su particular “festín comprador”, aunque en palabras del codirector de EJD Valores sigue siendo un sector “tocado”. “Si que es cierto que hoy rebota debido a los fuertes descensos de semanas atrás” asegura Vicho que añade, “además hoy sube porque Lehman Brothes ha anunciado una amplía reestructuración de su cúpula directiva y que sigue en conversaciones con el banco coreano”, pero sobre todo “porque el Gobierno americano está intentando implantar el optimismo”. Sin embargo, asegura el experto financiero de EJD Valores, “las incertidumbres siguen estando vigentes, aunque con los tipos al 2% y un PIB mejor del esperado por el mercado, la confianza se va recobrando”. Pero, asegura Vicho “también hay que recordar que los últimos meses han estado condicionados por la medida de la SEC y por el famoso Plan Bush, que han hecho que la situación esté maquillada con vista a las elecciones”. También Boeing se une al festival alcista y eso a pesar de conocerse que la huelga de trabajadores que comenzó tras no llegar a un acuerdo sobre el convenio colectivo podría tener un coste de más de 3.000 millones de dólares. “Otra medida –dice Eduardo Vicho- que veremos en más valores ya que el sector aeronáutico se ha visto muy afectado por la crisis, en Europa tenemos el caso de EADS”. Más allá de las noticias empresariales, hoy el barril de petróleo de West Texas sube con fuerza –cerca de 3 dólares- hasta cotizar a 109,18 dólares a medida que otro huracán se acerca al Golfo de México. Además, el mercado se mantiene atento a la reunión del mañana martes de la OPEP, ocasión en la que se espera se mantengan intactos los niveles de producción, aunque sujetos a un control estricto tras el retroceso de 40 dólares que experimentó el precio del crudo después de alcanzar un máximo histórico hace menos de dos meses. Para este experto financiero, “de momento parece que el petróleo se estabiliza entre los 105 y los 115 dólares por barril, muy alejado de los máximos de 145 dólares. Un petróleo –dice Vicho- que se mueve al son que marcan los diferentes huracanes y su repercusión en las petrolíferas”. No obstante, la recomendación del experto es la de “cautela” aunque “si se estabiliza en los 100 dólares podría llevar a la inflación a controlarse por si sola. Algo positivo –asegura el experto- porque los bancos centrales, y en especial el BCE, podrían permitirse el lujo de bajar los tipos de interés”. En este contexto y a pesar de que este experto cree que lo de hoy “es un rebote técnico que debería ser aprovechado para deshacer posiciones” se podría apostar por un “rebote a corto plazo, ya que se maquillará la situación de cara a las elecciones generales”. De ahí que la recomendación de este experto sea “apostar por el sector tecnológico ya que hay grandes oportunidades como Microsoft, Google y Yahoo, entre otros”.