Mal día para las compañías petroleras. El barril de crudo WTI ha perforado los 40 dólares mientras que el Brent ha llegado a los niveles de 2009. 
El oro negro sigue dando bastante que hablar a los mercados y las compañías que se nutren de este producto básico siguen acusándolo a sus respectivas cotizaciones. Hoy tanto el Brent como el WTI han vuelto a marcar sonados descensos en los mercados y eso ha provocado caídas aún mayores en todas las petroleras.

Estas pérdidas han llevado a que el WTI perfore el nivel psicológico de los 40 dólares –algo que ya sucedió en agosto–, mientras que el Brent ha llegado a cotizar en 42,64, lo cual marca unos nuevos mínimos anuales, establecidos hasta ahora en los 42,69 y que lleva al barril a niveles de principios de 2009. O lo que es lo mismo, a cotizar en niveles de los marcados hace seis años.

Brent cotización


Eso ha provocado que en las plazas europeas se haya visto como, en muchos casos, incluso las compañías ligadas a la industria del petróleo hayan liderado los números rojos. Sin ir más lejos BP ha descendido en torno al 2% y vuelve a perder el soporte del pasado 15 de noviembre. La compañía pierde desde máximos anuales algo más del 27% y si el entorno no cambia podría vivir más caídas de las que ya se han visto.

BP cotización


Es el mismo caso de Royal Dutch Shell que hoy pierde cerca del 2% y desde los máximos anuales que logró en enero de este año se ha dejado ya más de un 31%. Sigue sin levantar cabeza y no hay previsión de que pueda variar su tendencia, al menos con los precios del petróleo cayendo a medida que avanza el tiempo. Ahora su objetivo más a corto plazo es aguantar el soporte que formó el pasado 28 de septiembre. De perderlo podría incluso irse a niveles de junio de 2010.

Royal Dutch Shell


Para el caso que tenemos nos coge más cerca, Repsol, la situación es bastante calcada al de sus homólogas europeas. Sus acciones se encuentran entre las cinco que más caen en el Ibex 35 que, además de atribuirse a la rebaja de recomendación por parte de Deutsche Bank, tiene relación directa con el hundimiento del crudo en los mercados.



El valor vuelve a encontrarse a cotizar sobre los 11 euros y ahora cabe ver dónde puede parar. En las últimas fechas ese nivel psicológico ha actuado de soporte, pero no podría descartarse una caída a los mínimos septiembre, sobre los 10 euros.

Si nos vamos a su aspecto técnico, vemos que nuestros filtros le dan una puntuación de 3 puntos en una escala que oscila del cero al 10, mientras que se encuentra en fase de rebote. Estos indicadores señalan que su tendencia a largo plazo sigue siendo bajista, aunque a medio plazo es alcista.

Repsol indicadores premium


Por el contrario, casi todos las variables se encuentran en negativo. Tanto el momento total lento como el momento total rápido están en negativo, mientras que la volatilidad que presenta el valor es creciente en el tiempo.