Al final el selectivo español se decantó por las compras después de andar durante parte de la jornada en terreno negativo. Sumó al cierre un 1,27% hasta los 9.232,20 puntos. “A primera hora del día hemos visto un poco de indefinición, tras una semana, la pasada, alcista, como la segunda mejor semana desde el 2001 y un cierre de mes desastroso, el peor mes de octubre de la historia desde que existe el Ibex 35”, comenta Mariano Sancho, director de Mercados de Riva y García que cree, además que “en noviembre estabilizaremos los vaivenes del mercado y después de un mes tan malo como el de octubre es difícil hacerlo peor”.
Para este experto financiero, “en el corto plazo consolidaremos niveles, sin tanta volatilidad”, además, dice “hay drivers que son importantes, como las elecciones americanas y los datos empresariales”. Unas elecciones americanas que centrarán mañana la atención de los inversores. “Si echamos mano de las estadísticas –explica Mariano Sancho- a la bolsa le sienta bien la llegada de los demócratas. Además, el mercado descuenta tanto dentro como fuera de Estados Unidos una victoria de Obama, por lo que no sería una sorpresa ni positiva ni negativa”. Para el experto de Riva y García, “sorpresa sería que ganara McCain, porque parece ser que los americanos están descontando esa posibilidad como menor”. A partir de ahí, dice el analista “cualquier cosa puede ocurrir”.

Una semana, además, en la que se reúne el BCE, que previsiblemente volverá a bajar los tipos de interés en la zona euro. “Eso está descontado por el mercado”, asegura el director de Mercados de Riva y García. “El mercado descuenta una bajada de 50 puntos básicos (…). La sorpresa sería si bajaran menos de 50 puntos básicos o más de 50 puntos básicos”. Y es que “si fuera menos, el mercado esperaría más porque el BCE tiene margen para hacerlo, y si fuera más haría prever que las cosas no están tan bien o incluso que están peor de lo que se dice”: En definitiva, dice este experto, “la bajada de 50 puntos básicos es lo que espera el mercado”.

Un mercado que ha asistido hoy a la subida vertical en los últimos minutos de negociación de Bankinter que al cierre se revalorizó casi un 9%. “No hemos visto nada”, asegura Mariano Sancho “cuando han abierto los americano se ha visto una clara reacción alcista. Al cierre ha habido una escalada de posiciones importantes, con extensión de subasta de cierre y ha terminado subiendo un 8,83%. Con el castigo tan fuerte de Bankinter algún tipo de reacción se ha visto. A lo mejor, además, se han cerrado posiciones cortas o ha habido alguna alerta que ha hecho saltar alarmas y compras en el valor”.