El Ibex 35 corrige posiciones y, al ritmo del 1.8%, cierra en los 9828 puntos. Una penalización que llegó liderada de los bancos – Bankinter y Sabadell a la cabeza- y que contó con la excepción de IAG y Amadeus. Y eso que España, técnicamente, salió de la recesión.

El selectivo de la bolsa española, el Ibex35, cerró la sesión con una caída del 1.8% que le llevó hasta los 9828 puntos. Javier Sánchez Rojas, de RB Bolsa reconoce que  el Ibex 35 "es el que más corrige porque es el que más ha subido. No pasa nada. En los 9.500-9.450 puntos el Ibex 35 ha dejado un hueco hoy en la apertura y, mientras no se caiga de este nivel en las próximas sesiones, seguirá subiendo. Si lo mantiene, tendremos una buena oportunidad para entrar".

Gráfico intradía Ibex 35


Gráfico intradía Ibex 35


Una caída que tuvo a los bancos como principales protagonistas. Bankinter y Sabadell descontaron más de un 4%, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 4.3400 euros y los 1.7870 euros, respectivamente.  Una caída que también afectó a los grandes bancos. BBVA recortó un 3.6% y cerró en los  8.9710 euros en tanto que Santander perdió algo más de dos puntos porcentuales, hasta los 6.5400 euros por título. Y lo mismo para el resto de bancos: Banco Popular recortó un 2.3%  - hasta los 4.0680 euros - en tanto que Caixabank perdió algo más del 1.3%, hasta los 3.7540 euros.

Entre los grandes, Telefónica perdió más de dos puntos porcentuales, hasta los 12.7950 euros. Los títulos de Repsol cerraron a los 19.20 euros, con caídas del 1.4%. Inditex perdió un 0.3% y cerró en los 117.40 euros por acción.

Unas caídas de las que sólo se salvaron cuatro valores. IAG avanzó un 1.5% y marcó en los 4.2860 euros su precio. Amadeus elevó en un 0.6% - hasta los 27.1500euros - en tanto que las acciones Enagás y Viscofán avanzaron más de cuatro décimas, con lo que mañana comenzarán a cotizar desde los 19.1550 euros y los 43.0250 euros por acción.

Los datos sobre la economía española no fueron suficientes para conseguir que el selectivo español cerrara en positivo.  El Banco de España avanzó  hoy que los datos disponibles del tercer trimestre sugieren que la economía española ha conseguido revertir la recesión técnica al crecer un 0,1% entre julio y septiembre, según las estimaciones recogidas en su último boletín económico, del mes de octubre. En las últimas semanas, el Gobierno se ha esforzado por transmitir el mensaje del fin de la recesión en el tercer trimestre del año. Recientemente, el ministro de Economía, Luis de Guindos, anticipaba el dato positivo, aunque aseguraba que España aún estaba lejos de salir de la crisis y que haría falta más crecimiento para reducir la tasa de paro.

Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG reconoce que el tercer trimestre ha supuesto un punto de inflexión. En un escenario normalizado, "es probable que no tengamos ningún crecimiento negativo en los próximos trimestres, aunque el crecimiento será muy desesperante y lento, en torno a un 0,1-0,2 sobre el PIB de cada trimestre del año anterior, para que en 2014 se llegue a un crecimiento del 0,7%, o 1,3%, en el mejor de los escenarios". Dice Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego que "Es posible que no hayamos hecho suelo y que el próximo trimestre también sea complicado. Si desagregáramos los componentes, veríamos que la demanda interna ha caído un 0,3%, mientras que la demanda externa ha aumentado compensándola. Debemos hacer algo para que la demanda interna crezca, pero para ello necesitaremos tiempo. Por tanto, ahora mismo, son las exportaciones las que están aguantando el PIB.