Bolsa

Hoy las bolsas europeas intentaban recuperar terreno en una jornada sin un rumbo demasiado claro, pero en la media sesión se han dado la vuelta y cotizan en terreno negativo. Y es que el optimismo generado en la última semana por las conversaciones para alcanzar un acuerdo de alto en fuego en Turquía, entre Ucrania y Rusia, que impulsaba a las bolsas el pasado martes, se desvanecía en la última sesión, dado que Rusia continuó con el bombardeo de la capital ucraniana, Kiev, y de sus alrededores. En la sesión de este jueves se impone el escepticismo. Los datos de inflación, peores de lo esperado en varios países europeos, tampoco ayudan.

El IBEX 35 empezaba el día al alza, pero en la media sesión se deja un 0,26% en los 8.526 puntos. Lo peor es para Inditex, que cede casi un 3% tras las cuentas de su competidora H&M, hasta los 20,20 euros. Un comportamiento que hemos analizado con Victoria Torre, de Singular Bank. 

También cae PharmaMar, un 2,34% en los 68,36 euros y Siemens-Gamesa, un 0,93% hasta los 15,9750 euros. En positivo, lo mejor es para Endesa, que sube un 2,33% hasta los 19,77 euros, Banco Sabadell avanza un 1,37% en los 0,7712 euros y CaixaBank suma un 0,99% en los 3,1750 euros. 

Los precios del crudo y de muchas materias primas minerales volvieron a subir con fuerza, sobre todo después de que Rusia “amenazara” con la posibilidad de cobrar en rublos, además del gas y el petróleo, sus exportaciones de algunos minerales y de los productos alimenticios. 

El Gobierno alemán decidió adoptar medidas que podrían conllevar la racionalización del consumo del gas en el país, afectando en primer lugar a la industria. 

La industria pesada, que representa una cuarta parte de la demanda alemana de gas, sería la primera en verse afectada, lo que amenaza puestos de trabajo y la recuperación económica del país tras dos años de pandemia.

"Si no tenemos gas, tendremos que desconectar", dijo a Reuters Craig Barker, director ejecutivo de Kelheim Fibres, cuyas fibras se utilizan en todo tipo de productos, desde bolsas de té hasta tampones.
Sectores como la energía, las compañías mineras, las de fertilizantes, las relacionadas con las energías renovables y las compañías de defensa, son las que mejor se comportaron en las bolsas europeas y estadounidenses, mientras que los valores que el día precedente habían subido con muchas fuerza, impulsados por el optimismo que generó el aparente acercamiento de posturas entre Ucrania y Rusia, tales como los del sector de la distribución minorista, los del automóvil, los bancos o los valores del sector del ocio y turismo, volvían a ser duramente castigados por los inversores. 

Mientras, sigue preocupando la elevada inflación. En el caso de España, país en el que esta variable se situó muy cerca del 10% (la tasa interanual de crecimiento del IPC cerró marzo en el 9,8%, según la estimación preliminar del INE), algo que no ocurría desde 1985. Los datos sentaron muy mal a los bonos, cuyos precios volvieron a descender, lo que conllevó un nuevo repunte de sus rentabilidades, que volvieron a acercarse a sus niveles más elevados en varios años. 

Datos preliminares mostraron que la inflación anual alemana avanzó a su nivel más alto en más de 40 años en marzo a medida que los precios del gas natural y los productos derivados del petróleo se dispararon. Los datos preliminares del IPC de España para marzo mostraron que los precios aumentaron a su ritmo más rápido desde mayo de 1985.
Esta mañana se ha publicado el IPC de Francia, que sube un 5,1% en marzo, por encima de lo previsto.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Europa también se da la vuelta

En el resto de Europa, el día también empezaba con alzas tímidas, que ya se han desvanecido. El DAX alemán cede en la media sesión un 0,10% en los 14.591,14 puntos, el CAC 40 se deja un 0,23% hasta los 6.725,75 y el FTSE MIB resta un 0,20%. El FTSE 100 retrocede un 0,13%. Y el EURO STOXX 50 retrocede un 0,30% en las 3.947,05 unidades.

Además, los mercados sobre la mesa tienen otras noticias relevantes sobre la mesa. Esta madrugada, The Wall Street Journal (WSJ) ha adelantado que el presidente de EEUU, Biden, tiene previsto anunciar a lo largo del día que sacará al mercado 180 millones de barriles de las reservas estratégicas de petróleo de EEUU, a raíz de 1 millón al día, entendemos, por tanto, que durante los próximos seis meses. Cabe recordar que su Gobierno ya ha puesto en el mercado 80 millones de barriles de sus reservas estratégicas sin apenas impacto en el precio del crudo. 

“Es evidente que introducir 1 millón de barriles al día en el mercado de forma consistente ayuda, pero creemos que la medida no va a modificar a medio plazo los fundamentales del mercado del petróleo, sobre todo si la producción rusa, país que exporta a diario más de 5 millones de barriles, sigue teniendo problemas para encontrar comprador”, apuntan los analistas de Link Securities. Habrá que esperar a conocer la reacción de la OPEP+, que HOY celebra su reunión mensual en la que estaba previsto que volviera a aumentar en 400.000 barriles al día sus producciones a partir de mayo. 

Estrategias de Inversión

La medida que está previsto anuncie este jueves Biden que, como señalamos en nuestra sección de Economía y Mercados, tiene un elevado componente de política interna -los altos precios de los combustibles se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para el partido Demócrata de cara a las elecciones de mitad de legislatura, que se celebrarán en noviembre-, ha provocado una fuerte caída de los precios del petróleo en los mercados asiáticos esta madrugada, algo que entendemos que será bien recibido por los inversores en las bolsas europeas cuando abran esta mañana. 

Los futuros del petróleo recortan terreno a esta hora: los del Brent ceden un 5,25% en los 105,63 dólares y los del West Texas se dejan un 6,12% hasta los 101,22 dólares el barril. 

En el lado negativo de la balanza, comentar que se han publicado en China los índices adelantados de actividad de los sectores de las manufacturas y de los servicios del mes de marzo, los PMIs oficiales, que apuntan a que la actividad privada en el mes analizado se ha contraído con relación a febrero como consecuencia de los nuevos confinamientos que está implantando de forma bastante generalizada el Gobierno chino para combatir una nueva ola de coronavirus. Malas noticias, por tanto, por el impacto que la caída de la actividad china, sobre todo de la manufacturera, puede terminar teniendo en las cadenas de suministro de muchos productos y, por tanto, en los precios de los mismos. Entendemos que, si la noticia de la intervención del mercado del crudo por parte de la Administración estadounidense debería “jugar a favor” de las bolsas, esta última lo debería hacer en contra. 

En cuanto al euro, el dólar se depreció a un mínimo de casi dos semanas el miércoles, cuando el optimismo sobre las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania se desvaneció y la atención de los inversores se centró en los datos económicos y las expectativas en torno a las tasas de interés.

El euro cede a esta hora un 0,36% hasta los 1,1115 EUR/USD.

Las sanciones financieras impuestas a Rusia amenazan con diluir gradualmente el dominio del dólar estadounidense y podrían dar lugar a un sistema monetario internacional más fragmentado, declaró Gita Gopinath, primera subdirectora gerente del FMI, a The Financial Times.

Bitcoin sube en la media sesión un 0,53% en los 47.326,90 dólares.

En el mercado de deuda, el bono a 10 años de EEUU recorta un 1,57% hasta el 2,325% y el alemán cede un 11,66% en el 0,576%. Para España, se sitúa en el 5,08%, con una resta del 1,476%. La prima de riesgo española se sitúa hoy en los 90 puntos básicos.