Tras la subida de tipos de interés hasta el 4% realizada el pasado 6 de junio por el BCE, Jean-Claude Trichet señaló que la institución haría lo necesario para evitar la inflación y los analistas están convencidos de que tras el verano habrá nuevos repuntes del precio del dinero. Los tipos pódrian concluir el año en el 4,5%. En los mercados mundiales se especula con la posibilidad de nuevos repuntes del precio del dinero en los próximos meses, lo que ha rebajado el precio de los bonos. Algunas instituciones han alertado sobre los efectos de la subida del Euribor. De hecho, la Asociación Hipotecaria Española (AHE) considera que el incremento continuado de este indicador hipotecario puede provocar tensiones y desestabilizar los presupuestos familiares.