El mercado inmobiliario continúa creciendo en cifras, aumenta la construcción de viviendas, los precios de las mismas y por ende el endeudamiento de las familias españolas. Sin embargo estos incrementos son menores con respecto a los alcanzados en años pasados.
El endeudamiento de las familias españolas para la adquisición de vivienda alcanzó los 560.134 millones de euros hasta el mes de noviembre de 2006, lo que supone un incremento del 20,2% respecto al mismo periodo del año anterior, en cifras elaboradas por el Banco España. Este crecimiento es el más bajo desde, al menos, el año 2003, ejercicio en el que el endeudamiento de los hogares por la compra de vivienda aumentó un 21,6% en tasa interanual, y se trata de la quinta desaceleración consecutiva desde el inicio del pasado año. El crecimiento de la deuda hipotecaria de los hogares se está desacelerando en los últimos meses, en consonancia con el menor ritmo de avance de la construcción residencial y del precio de la vivienda. El precio medio de la vivienda libre en España subió un 9,1 por ciento interanual en 2006, según cálculos del Ministerio de la Vivienda. Este dato confirma la desaceleración de los precios, que ya en septiembre mostraron un incremento de precios inferior a los dos dígitos por primera vez en cinco años. El precio de la vivienda nueva subió en tasa interanual un 9,6%, y se situó en niveles de 1999.