Sin embargo, la media de largo plazo la ha superado sin ninguna dificultad y ahora el DAX se sitúa a tan solo un 2,84% de los máximos del mes de septiembre, tras haber llegado a cotizar hasta un 15,83% por debajo de dicho nivel, situado en los 13 460 puntos.

Las elecciones en EE. UU. han terminado con una victoria de Joe Biden, que si bien es cierto, todavía está en entredicho, sobre todo, después de que el fiscal general William Barr haya autorizado al Departamento de Justicia a abrir investigaciones sobre posibles irregularidades, aunque reconociendo que no hay pruebas concluyentes. Pero los inversores están dando pocas posibilidades a las denuncias de Trump y piensan ya que la victoria del demócrata puede hacer que disminuyan las tensiones comerciales entre EE. UU. y Europa, algo que beneficia al mercado del viejo continente.

Si no fuera suficiente, la noticia de que Pfizer tiene una vacuna que podría tener un 90% de efectividad está siendo muy bien acogida por los inversores, que con razón o no, de momento están viéndolo con la solución definitiva al coronavirus y que de ser así, esto sería muy positivo para la economía mundial, ya que aumentaría el optimismo y poco a poco los negocios más afectados podrían volver a una cierta normalidad, con lo que la salida de la crisis sería más rápida.

Es cierto que aún es pronto para decir que la vacuna de Pfizer será la panacea universal, pero de momento, los inversores han realizado ciertas rotaciones desde sectores más defensivos y que mejor se han comportado durante la pandemia hacia sectores más cíclicos que se han visto mucho más afectados por la crisis generada por el coronavirus. Sea como fuere, de momento, el mercado europeo está viéndose muy beneficiado en su conjunto y ahora toca comenzar a mirar niveles que pudieran ser importantes para un posicionamiento en el mercado europeo.

Si supera los máximos del 3 de septiembre cualquier corrección será considerada oportunidad de compra

Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.

En el caso del DAX, una superación a precios de cierre diario por encima de los 13 462 puntos, activaría un segundo tramo impulsivo que podría marcar un gran objetivo de medio plazo hasta los 16 850 puntos. Si viésemos una superación de dicha resistencia marcada el 3 de septiembre, cualquier corrección posterior en el DAX que quede por encima de los 12 500 puntos podría comenzar a ser considerada como una oportunidad de compra y de generación de cartera en Europa a corto y medio plazo.

Todavía no se ha confirmado dicho escenario y por lo tanto, aún hay resistencias por el camino que tiene que superar, después de los 12 462 puntos están los máximos del día 20 de febrero situados en los 13 830 puntos, por lo que “no hay que vender la piel del oso antes de cazarlo”, o lo que es lo mismo, hay que tener cautela hasta que los escenarios se confirmen y luego por supuesto, una vez confirmado, si se da el caso, siempre hay que gestionar bien el riesgo, ya que todos los escenarios incluso a pesar de considerarse más probables pueden fallar.

El DAX camino de los máximos del día 3 de septiembre, ¿superará dicha resistencia?

¿Qué nos dice el posicionamiento de los clientes de IG?

Esta semana tenemos un 40,09% de largos frente a un 59,91% de posiciones cortas, con una proporción de traders cortos frente a largos de 1,49 veces, lo que sugiere que un mayor posicionamiento bajista por ley de sentimiento contrario podría indicarnos que el mercado podría seguir subiendo.

Posicionamiento de los inversores de IG sobre el DAX

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí