La segunda quincena de mayo empieza con cierto “alivio” para la renta variable europea, ya que los fuertes vaivenes debido a la huida de los inversores después de una Reserva Federal (Fed) más “Hawkish” de lo esperado, aunque la “guinda” fue el dato de inflación en Estados Unidos, el cual se ubicó en el 8,3% frente al 8,1% que estimaba el consenso, aunque descendió desde el 8,5% que marcó el pasado mes de marzo.

Por otra parte, cada semana coge más fuerza la posibilidad de una subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) de cara al próximo mes de julio, ya que las presiones inflacionista en la zona euro siguen siendo una amenaza para la economía europea, la cual se sitúa ya en el 7,5%. 

Centrándonos en el Dax 40, la bolsa alemana se encuentra hoy martes cotizando sobre la cota psicológica de los 14 000 puntos, después de presentar descensos en semanas anteriores por encima del 8% si tomamos de referencia los máximos del mes de marzo de 2022. Así, la presión vendedora arrastró al índice alemán hasta los 13 200 puntos, una zona de referencia como soporte. 

El Dax 40 cotiza sobre los 14 000 puntos pendiente de Powell

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Seguidamente, el rechazo de dicho nivel desencadenó en un importante rebote con el objetivo de testear nuevamente la zona psicológica comprendida entre los 13 800 y 14 000 puntos, acumulando un ascenso superior al 4%, lo que supone un rebote por encima de los 500 puntos, por lo que ha sido clave la consolidación de los 13 500 puntos, un nivel que coincide con los mínimos del pasado mes de abril. 

El DAX podría retormar el camino hacia los máximos del mes de mayo

Por otro lado, desde dichos máximos hasta el día de hoy, el Dax 40 se encuentra cerca de los máximos del mes de mayo, con posibilidad de retomar los mismo tras ceder algo más de 700 puntos. Además, los inversores tienen enfrente el reto de romper la directriz bajista de corto plazo, coincidiendo con el nivel de los 14 200 puntos, aunque por ahora sigue inmerso por debajo de la media de 100 sesiones. 

Finalmente, los objetivos para la semana en la bolsa alemana será la consolidación de los 14 000 puntos, una zona donde seguiremos acudiendo a disputas entre vendedores (oferta) y compradores (demanda), con posible prolongación para el cierre de la semana hacia la zona de los 14 500 puntos, con la posibilidad de introducirse por encima de la media de 100 sesiones. Sin embargo, por los niveles actuales es probable que veamos nerviosismo entre los operadores, con una volatilidad que seguirá acompañándonos en próximos meses.