El vencimiento de opciones y futuros supuso una opción de compra a corto plazo el pasado miércoles, aunque creo que hay que pensar en vender lo que se ha comprado, ya que el panorama actual tiene que terminar con una fuerte capitulación. Las mejores opciones están en el devenir, en la zona de octubre.
Más que ante la Bolsa, estamos ante un baile de Rock & Roll. La volatilidad actual es consecuencia del vencimiento de opciones y futuros a nivel mundial que ha provocado la ejecución de muchos especuladores con la capitulación del pasado miércoles. Ante esto, se hace un suelo y el selectivo actúa contrariamente a lo previsto, es decir, sube. La gente se sume en una baja corta por el miedo, como muestran los ratios extremos de volatilidad expuestos en diversas encuestas. Ahora hay que esperar a que se rompan los soportes.