La compañía andaluza ha vivido un espectacular rally desde que se dieran pasos al frente para poner en marcha el acuerdo con todos los acreedores. Desde sus mínimos registrados el pasado mes ha más que duplicado su valor en bolsa.
 
Se puede decir que, por el momento, Abengoa es el chicharro de este 2016. Y lo es porque en este preciso instante se incrementa en el mercado en torno al 157% desde que marcara su nivel mínimo el pasado 12 de febrero. Desde entonces ha vivido una recuperación intensa que se ha agudizado más en las últimas jornadas, con subidas de más del 20% en los últimos casos.

Ahora mismo las acciones B de la compañía se encuentran en los niveles de los 0,36 euros frente a los 0,14 euros en los que cotizaba hace tan solo menos de un mes. En este sentido, todo esto se desarrolla en un marco en el que aún se espera la aprobación por parte de los acreedores del plan de viabilidad.

Abengoa gráfico


En las últimas jornadas ya conocimos noticias halagüeñas para con la compañía como que  Inversión Corporativa, el accionista mayoritario de la empresa al poseer un 51%, habría tomado la decisión de estar dispuesto a ceder a las exigencias de los acreedores de reducir su participación hasta cerca del 5% cuando se produzca el proceso de reestructuración de la empresa.

Hasta ahora lo que conocemos de este plan para los acreedores el planteamiento de Abengoa habría sido ofrecerles quedarse con un 20% de la nueva Abengoa y un 65% adicional del capital si dan nuevas líneas de liquidez. Unos créditos que tendrían una estructura bullet, esto es, un crédito en el que el principal del crédito se paga al final – se ha planteado un vencimiento de 5 años – pero los intereses se liquidan mensualmente.
Para lograr que haya la máxima aceptación entre los acreedores, Abengoa ofrecería un 10% adicional en la nueva compañía a aquellos acreedores que, hbiendo cubierto su parte en el plan, asuman la parte que otros rechacen.  Con lo que apenas quedaría un 5% para los antiguos accionistas, entre ellos la familia Benjumea. Una familia que, según informa Expansión, habría solicitado quedarse con el 12,5% del capital y, si la refinanciación saliera a flote, incrementarlo hasta el 30%.  Aunque de momento, no hay acuerdo en este aspecto. 

Pero aún falta la aprobación y, mientras tanto, de manera especulativa el valor no ha parado de subir exponencialmente en los últimos días. Subidas que han tenido más repercusión en las últimas sesiones.