El número de familias que destinan más del 40 por ciento de sus ingresos mensuales a pagos financieros creció en los primeros cuatro meses del año hasta el 63 por ciento, frente al 47 por ciento de diciembre de 2007, informó hoy la Agencia Negociadora de Productos Bancarios en un comunicado. Asimismo, la agencia indicó que los tipos de interés reales que las familias españolas pagarán hasta finales de año rozarán el 6 por ciento, debido al incremento del Euribor, que a pesar de haberse moderado, continúa por encima del 5 por ciento.
"Si se tiene en cuenta que la gran mayoría de las hipotecas se referencian a este índice, más un diferencial de entre 0,75 y 1 punto, sus futuros incrementos colocarán la tasa anual efectiva en el 6 por ciento", insistió la agencia. La Agencia Negociadora agregó que los primeros días de septiembre "serán de verdadero impacto para miles de familias españolas, ya que a los gastos de las vacaciones y de la vuelta al colegio se sumará una subida en la cuota de la hipoteca en un promedio de 500 euros al año". Para afrontar la nueva subida, la entidad aseguró que "más de la mitad de las personas que cuentan con varios pagos financieros tienen la intención de renegociar sus deudas a corto plazo". Según la Agencia, la generalización de las fórmulas de refinanciación de las deudas podría reducir la morosidad -tanto ordinaria como hipotecaria- en un 10 por ciento a corto plazo.