Iberdrola ofrecerá en julio a sus accionistas una retribución total de al menos 0,144 euros brutos por acción, procedente por un lado del pago en efectivo de 0,03 euros el próximo 3 de julio y, por otro, de la ejecución del segundo 'scrip dividend' del año, por importe de al menos 0,114 euros.

La eléctrica se muestra comprometida con su idea de reservar entre un 65% y un 75% de sub beneficio neto contable al pago de sus accionistas y es por ello que se mantiene en el quinteto del Ibex 35 que mejor trato ofrece a sus inversores con una rentabilidad por dividendo del 4,89%, en el grupo de BME, Telefónica, Enagás y Repsol. 


¿Cuál es el calendario para cobrar el dividendo de Iberdrola?

3 de julio.
Dividendo ordinario de 0,03 euros brutos por acción por cuenta de los resultados del 2013. Es el 100% en efectivo.

22 de julio. Para el cobro de este dividendo el calendario arrancó el pasado 1 de julio, momento en el que se abrió el plazo del programa de Dividendo Flexible de Iberdrola, momento en el que se da a conocer el número de derechos de suscripción que habrá en circulación. De acuerdo con lo estimado, el importe de 0,114 euros brutos se abonará el 22 de julio a los accionistas que hayan decidido acogerse al compromiso de compra de derechos de asignación gratuita en efectivo y al precio fijo garantizado que ha asumido Iberdrola.

Con esta fórmula de remuneración “Iberdrola Dividendo Flexible”, tal y como explica la compañía, el accionista tiene tres opciones de remuneración:

1. Recibir acciones gratuitas por el importe equivalente al tradicional pago del dividendo y sin retención fiscal.

2. Recibir un importe en efectivo sin retención fiscal vendiendo los derechos en el mercado. Hay una retención fiscal del 21%, mientras que en el segundo no existe esta carga impositiva, pero tampoco la posibilidad de beneficiarse de un precio fijo garantizado.

3. Recibir un importe en efectivo, con la retención fiscal correspondiente, vendiendo los derechos a Iberdrola a un precio fijo garantizado.