Wall Street consiguió comenzar la sesión en positivo después de vivir ayer una sesión de caída en picado de sus índices. Ni tan siquiera el “efecto rescate” tuvo consecuencias tras al apuntalamiento que realizó la FED con AIG al otorgarle un crédito de 85.000 millones de dólares. Ha sido la acción conjunta de los bancos centrales a nivel mundial con una inyección de 180.000 mil millones de dólares a los mercados lo que logra apaciguar en cierta medida a los mercados. En opinión de José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi en España, “las autoridades tienen que tomar medidas adicionales” dada la extrema situación que vive la primera economía del mundo y por ende todas las demás. El experto afirma que “no descarto un recorte de tipos de interés porque dependiendo de cómo se haga –en qué entorno- puede ser muy significativo”.
“Hay diferentes formas de utilizar el dinero –recuerda- y no sólo para el rescate de entidades, sino también comprando activos en los mercados”, apunta el estratega quien reconoce que “serían medidas excepcionales pero la situación lo es y por lo tanto requiere medidas excepcionales”. Un día más y como no podía ser de otra manera el sector financiero está en el ojo del huracán y es que “hay miedo al miedo”, matiza Martínez Campuzano porque “se está viviendo una situación de caída libre o de bola nieve”. “Hay mucha especulación sobre el sector, hay formas de delimitar el riesgo pero dejando al mercado que actúe” porque “prácticamente no hay mercado”, (…) “hay liquidación de posiciones en las bolsas y es obvio que la situación es delicada y no sólo para el sector financiero, está cayendo todo, con mayor o menor fuerza pero todo”. El experto apunta a que la luz al final del túnel podría estar relativamente cerca, “espero que el peor de los escenarios lo estemos viviendo ahora”, “creo que lo peor que podría haber pasado es lo que estamos viviendo y ahora hay que salir de aquí”. Reconoce que “las autoridades tendrán que tomar medidas y eso espero que hagan” y para quien piense que “aún podría ir peor porque el crecimiento económico podría contraerse, eso es precisamente lo que el mercado está descontando ya”. Aún así, el estratega matiza que “nos quedaría por ver únicamente una catástrofe y espero que no ocurra porque anticipar catástrofes no es propio y anticipar las crisis como tal es muy complicado”. Así las cosas, dentro del ámbito macroeconómico hoy se publicó una de cal y otra de arena. El experto se queda con lo positivo, “destacaría el índice de actividad de la Fed de Filadelfia que ha sorprendido al alza”. “Es un indicador cuantitativo de actividad y ha tenido un repunte apoyado en la mejore de las expectativas de inflación y de los nuevos pedidos”. Sin embargo el dato de empleo puso sobre la mesa que el ámbito laboral está débil al aumentar en 10.000 las peticiones de subsidio por desempleo la semana pasada. Aún así, el analista explica que “tiene una explicación y es por el efecto que tuvo el huracán Gustav”. Con este panorama dibujado, el estratega mantiene que “históricamente los momentos de claudicación son buenos, nos queda ver si entramos en una crisis bancaria económica o logramos superar el bache”. “Yo en este sentido soy optimista, vamos a superarlo con tiempo, sí, hay una crisis financiera que está azotando los mercados pero vamos a superarla”.