Estamos a la espera del BCE. Parte de la información está descontada por el mercado. La única sorpresa es si se decide comprar deuda corporativa.
 
Espero lo que se ha ido comentando: ni más ni menos. Aumento de compra deuda y reducción del tipo de depósito. Luego el discurso típico que es hacer todo lo posible para mejorar la situación.

Espero volatilidad con la noticia. Puede ser que la siguiente hora después de la reunión tenga una gran volatilidad o tomar un rumbo claro. Creo que en la próxima semana el mercado no se va a tomar bien la reunión del BCE, independientemente de las próximas horas.

A los que estén fuera del mercado les diría que se esperen un poco. No hay que precipitarse en las entradas. Si el mercado sigue bajista después de esta reunión no habría que pensar en compras.

Sobre el petróleo creo que el primer techo que tiene es donde está ahora mismo, en torno a los 42 dólares. Un pequeño retroceso sería lo lógico. Veremos cómo van las reuniones de la OPEP con Rusia y China. En caso de reducción de la oferta sí que podríamos ver cómo los precios se disparan. Yo primero lo veo en esta zona de 42 y 44 dólares. El siguiente nivel lo colocaría en los 54 dólares.

Para apostar por los valores me esperaría, porque todo va a depender de lo que haga el Banco Central Europeo. Tenemos valores que han subido bastante este año pero son relativos. Me mantendría a la espera. Quizá me decantaría por Inditex que es más estable  para el conjunto del año.

Sobre los datos de inflación de China tengo que decir que del gigante asiático preocupa todo. No se sabe si es real o maquillaje. Los datos han sido positivos, que muestran un crecimiento de la demanda interna. Nos falta que China despunte porque sería muy beneficioso para el mercado.

Declaraciones a Radio Intereconomía