Diego Herrero, subdirector de inversiones de Gestifonsa, considera que la solución de que La Caixa y el banco Popular –dos de los acreedores de Colonial- entren en el accionariado del grupo “puede ser bastante fiable y sólida”, al tratarse de dos grupos muy importantes. El objetivo de estas dos entidades pasaría por convertirse en accionistas de la inmobiliaria para garantizar el cumplimiento de todas las obligaciones y la viabilidad de la compañía en el largo plazo. Un punto, éste último, que a Herrero le parece lo más importante.
Así las cosas, Herrero considera que, en los niveles en los que cotiza Colonial ahora y con las desinversiones propuestas, “no hay que vender” las acciones de la compañía. Sacyr y Repsol Respecto a Sacyr Vallehermoso, el subdirector de inversiones de Gestifonsa cree que es positiva la decisión del Tribunal de Apelación de París que anula la obligación por su parte de lanzar una OPA sobre el 100 por cien de Eiffage en dinero efectivo. Y eso a pesar de que la decisión tampoco reconoce la validez de su propuesta de oferta mediante canje de acciones al entender que hubo concertación. Para Herrero, el hecho de que no tenga que lanzar esa oferta por la totalidad de Eiffage es muy positivo para la compañía porque “no era el momento de meterse en otra operación, ni de pedir dinero al mercado o a las entidades financieras para poder ejecutarla”. A pesar de ello, insiste en que no tomaría posiciones ahora mismo en el sector constructor-inmobiliario en general. Diego Herrero explica el fuerte repunte que experimenta Repsol por el hecho de que su mayor accionista es Sacyr Vallehermoso. Así, Repsol cree que en los niveles que ha tocado la petrolera en las últimas jornadas “es una compañía muy atractiva”.