Hay más expectación sobre lo que dirá, pero el mercado piensa que no se van a mover los tipos y la probabilidad de que se subieran está siendo descontado por un 36% del mercado. Creemos que la subida hasta el 3% se producirá a finales de agosto, pero el mensaje es quizás más importante que el propio movimiento.
Los mercados están tranquilos por la festividad en Estados Unidos, pero expectantes ante la reunión del BCE. Hay más expectación sobre lo que dirá, pero el mercado piensa que no se van a mover los tipos y la probabilidad de que se subieran está siendo descontado por un 36% del mercado. Creemos que la subida hasta el 3% se producirá a finales de agosto, pero el mensaje es quizás más importante que el propio movimiento.