Apertura al alza de la principal bolsa del mundo en una jornada en la se ha conocido la intención del Gobierno de proporcionar ayuda inmediata al sector del automóvil. En opinión de Juan Enrique Cadiñanos, codirector de EJD Valores, “la sesión es importante y clave en la semana que hemos tenido”. “Veíamos antes de la apertura como los futuros venían con diversos tramos negativos tanto por parte del Dow Jones como del S&P 500 y del Nasdaq y hemos visto como han pasado a positivo tras esa noticia por parte del gobierno de Bush”. Por lo que “ya decíamos que era clave esta ayuda ya que estaba siendo muy importante para las cotizaciones de ambas compañías como de ambos sectores ligados a su situación”.
El plan contempla una ayuda de 17.400 millones de dólares y Ford ha decidido no acogerse. Juan Enrique Cadiñanos comenta, “en principio, el plan nos parece necesario e importante. El mercado así lo refleja pero la volatilidad hace que no sea de forma claramente alcista (…). Cuando el plan no salió adelante, la noticia repercutió muy negativamente en el mercado con recortes de entre el 3 y el 4%. Pero una vez que ha salido aprobado, no se ha recibido con mucha efusividad. Creemos que no hay dinero suficiente para hacer subir a las bolsas. No hay confianza en el mercado” Respecto a la negativa de Ford de acogerse a este plan por no necesitarlo, el analista opina que “veremos si finalmente no se tiene que acoger a él” porque a pesar de que en principio sus cifras parece que están saneadas, “yo creo que finalmente tendrá que recular y optar por la ayuda del Gobierno”.

En cuanto al sector financiero, corre peor suerte tras los informes de Mody´s y S&P. Esta última ha emitido una oleada de rebajas de rating y perspectivas crediticias que alcanza una docena de grandes bancos. Cadiñanos cree que “sin duda es una situación negativa, seguimos diciendo que el sector financiero va a tener que ser el sector madre, es decir el que tenga el motor de arranque para que de alguna forma se de toda esa reactivación económica mundial”. No obstante dice que “la crisis sigue estando ahí y no ha acabado para nada” por lo que “seguimos teniendo un sector tocado, sector que secundariamente va a repercutir en otros como puede ser el constructor”. “Se deberán tomar una serie de medidas más contundentes con respecto al mercado”, añade el experto.

En cuanto a las recomendaciones, el codirector de EJD Valores, piensa que “a corto plazo es una muy buena situación para el sector automovilístico”, pero por otro lado “creo que el sector financiero y energético tienen que ser en cierta manera quienes tiren del carro y sean ese motor de arranque para poder reactivar toda esta situación”. Por lo que finalmente dice que “igual que confiamos en un rebote del mercado alcista de 1500 o 2000 puntos, por supuesto el sector financiero y energético creemos que pueden ser unos buenos motores de arranque y por supuesto ahí estaremos para beneficiarnos de ello y poder hacer caja”.