Creo que está todo el pescado vendido. Entre estos días entre BCE y OPEP solo nos queda mirar a la navidad. Esperamos que se amplíe la compra a bonos regionales y municipales. En el caso de la OPEP hay que esperar a que Arabia Saudí de a su brazo a torcer. En el resto estamos vigilando las commodities. 
Por ahí van llegando las recomendaciones de cara al 2016. Esa infravaloración o donde puede estar la sorpresa de cara al año que viene. Creo que Janet Yellen irá por un tono más suave. Pero la micro del tercer trimestre ha sido peor. El consenso espera espera un aumento de beneficios del 11%. Son noticias mixtas y eso es lo que está haciendo el mercado.

Qué hacer con Abengoa. Es complicado. Si uno está dentro no le quedan demasiadas opciones más que esperar a las negociaciones con los bancos acreedores. Que haya una quita y se pueda salvar la compañía. El riesgo desde luego es muy elevado.

Por eso apostamos por una cartera diversificada. Hemos visto otros ejemplos parecidos. Ahora los bancos van a tomar el peso y el control. El scoring de riesgo desde luego es extraordinario. Hay una calma tensa.

Declaraciones a radio Intereconomía