Ramón Forcada, director de Análisis de Bankinter, estudia la actualidad de la sesión con las dos noticias corporativas del momento: la compra de Repsol y la decepción de Telefónica en Reino Unido. 

¿Compramos aprovechando las caídas?
Abordamos el tema del petróleo y Rusia… además, tenemos el asunto de Grecia, algo más preocupante por los populismos políticos, y ahora ha quedado por ser una economía minúscula en la eurozona. Hay que relativizarlo muchísimo. En ese contexto, estas situaciones son para tomar un poco más de posiciones.

La actividad nos ha inundado, con energía barata y tipos muy bajos…”

¿Qué le parece la compra realizada por Repsol de Talisman? “Es estrátegico porque dobla reservas, sobre todo, después de que le incautaran YPF. El precio es elevado… estamos hablando de una operación que se valora a 90 dólares el barril y principalmente nos preguntamos por qué tanta prisa.

Es cierto que puede ser porque tiene miedo a que alguien se la lleve.”

¿Y Telefónica? ¿Qué pasará con ella después de que BT haya decidido comprar la filial móvil de Deutsche Telekom y Orange en lugar de O2? “Es un jarro de agua fría. Es una pena y el valor sufrirá a corto plazo, no sé si un 3% o 4%. Intentarán llevar adelante la negociación los próximos días en Londres”.