Los inversores no institucionales, cuando quieren operar, se ven obligados a hacerlo a través de brókers. En esta tesitura, la mayor parte de inversores optan por las opciones más baratas, o lo que es lo mismo, aquellos bróker que cobren comisiones más reducidas.  

Pero algunas veces, los bróker ofrecen comisiones abusivas. A continuación, se expondrán una serie de criterios para saber cuándo nos enfrentamos ante una comisión excesivamente cara.

Conviene señalar que los bróker cobran diferentes tipos de comisiones en función de las operaciones que el usuario pretenda hace con ellos. Así, existen unas comisiones de custodia y administración de valores, de traslado, de mantenimiento o, simplemente, de compraventa de valores.

En función de la cantidad invertida las comisiones serán mayores o menores, pero en cualquiera de los casos se pueden establecer unos “marcos razonables” entre los que dirigir nuestra operación. Por tanto, queda visto que este dato depende mucho del tipo de operativas que vayamos a utilizar y del tipo de inversor que seamos.

En general, los bróker pertenecientes a entidades bancarias son los que ofrecen comisiones más abusivas. Por una parte, BBVA cobra un 0,60% sobre el efectivo de la inversión, además de los 9,01 euros como mínimo por operar. Otra entidad con servicio de bróker es Bankinter, que cobra 8 euros por operaciones de hasta 90.000 euros, y un 0,05% del efectivo para operaciones superiores. Caixabank cobra un 0,6%, además de 9,02 euros como mínimo por operar. Renta 4 hasta 3.000 € son 3€ más cánones y de 3.000 a 6.000 son 5€, a partir de 6.000 es 0.15%. Clicktrade y Activotrade cobran un 0,08% además de la cantidad mínima de 8 euros. A priori, estos son algunos de los ejemplos de comisiones no precisamente baratas.

Podría señalarse una horquilla entre los 7 y los 9 euros, para marcar el “umbral” de las comisiones abusivas.

Pero no todos los bróker ofrecen las mismas condiciones. En el extremo contrario, cabría señalar CMC Markets. Este bróker cobra un 0,08% más una cantidad mínima de 5 euros. Agenbolsa, con 5 euros de comisión queda por debajo de la horquilla recién señalada. De aquí a final de año, Ahorro Corporación es una opción atractiva, ya que hasta 2014 no cobra comisiones.

Queda claro que, a cambio de disfrutar de productos sin comisiones el cliente tendrá que asumir algún tipo de condición que puede ir desde una mínima vinculación con la entidad, como la domiciliación de la nómina , mantener un consumo mínimo anual o la contratación de otro producto de la entidad.