Se imponen las ventas en el mercado europeo, pues a los inversores les sobran los motivos para vender, ya que ayer la bolsa de Grecia volvió a desplomarse, y ya lleva un 20% de caída en cuatro días. Además, la economía de China ha mostrado nuevas señales de debilidad en noviembre con la desaceleración de la producción industrial. Para colmo, Wall Street ayer también cerró en mínimos pese a tocar máximos a lo largo de la sesión. Así todo, el Ibex 35 retrocede hasta los 10.300 puntos. Mientras, el EURUSD cede a 1,240 unidades y el West Texas cotiza en 59,25 dólares.


A los inversores les llueven las razones por las que deshacer posiciones, al menos, por precaución. Y, es que, en las últimas horas se han ido agrandando los focos de incertidumbre:

China da de nuevo señales de ralentización con la ralentización de la producción fabril, indicador que en noviembre se situó cerca de un mínimo en 13 años, aumentando la presión para que las autoridades anuncien medidas de estímulo más agresivas.

Por otro lado, el índice de Atenas se desplomó ayer un 7% adicional. En cuatro sesiones ha perdido un 20%, pues los inversores temen que en las elecciones adelantadas se haga con el poder el partido político Siriza, que lleva en su programa electoral una posible salida del euro.

Hasta Wall Street ayer optó por cerrar en mínimos tras marcar máximos intradía.

Y el precio del petróleo sigue cayendo. El Crude Oil cotiza a 59,25 dólares, acercándose al siguiente soporte en los 58,32 dólares. Esto ha llevado al rublo a marcar nuevos mínimos históricos, a pesar de que el gobierno ruso haya aumentado los tipos un 10,5%

Con este telón de fondo, la presión para que el BCE implemente un QE aumenta y los parqués de Europa se tiñen de rojo .El Ibex 35 pierde el nivel de los 10.400 puntos. Ahora, según Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión “habría que vigilar por la parte baja los 10.209 puntos”. Si perdiera dicho nivel la tendencia alcista de fondo se iría al traste. 

Dentro del selectivo español el valor más penalizado es Mediaset, que se desploma un 2,23%, jugándose los 10 euros, después de que JP Morgan haya reducido su recomendación sobre este valor y Atresmedia, de sobreponderar a neutral. En el Continuo Atresmedia se deja un 3,79%.

También siguen penalizadas las constructoras. Sacyr se deja un 1,65% invitando a ponerse cortos; y FCC pierde un 1,72%. Por cierto, hoy será el último día que se negocien los derechos de suscripción de la ampliación de capital de FCC y las nuevas acciones comenzarán a cotizar a partir del día 22.

Bankinter les acompaña cayendo desde zona de máximos históricos. Pierde un 1,63% y se juega los 7 euros.

Tan sólo tres valores cotizan en positivo: Amadeus suma un 1,85% hasta los 32 euros (tras convertirse en la cuarta mejor empresa del Ibex por dividendo); Abengoa B sube un 1,83% (ha diseñado un plan de optimización de su estructura financiera que contempla la desinversión de hasta un 13% de su cotizada en Nueva York, Abengoa Yield, por unos 230 millones) e IAG un 0,07% acercándose a los 6 euros.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cede un 0,74% hasta los 12,82 euros; Santander un 0,69% y pierde los 7 euros; BBVA un 0,82%; Iberdrola un 0,57% e Inditex, tras subir con fuerza ayer cotizando sus resultados, hoy cae un 0,79%; Repsol sigue penalizada por la caída del petróleo y hoy se deja un 1,83% adicional, mientras valora la adquisición de Talisman.

En el Mercado Continuo…
Las mayores subidas de la bolsa las experimenta Deoleo, después de que CVC haya elevado el precio de la OPA sobre la española a 0,395 euros, el mínimo señalado por la CNMV para considerarlo un precio "equitativo".

En la parte baja, en cambio, cotiza Urbas, que cae un 5,56%. 
 
Apúntese gratis a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil