La compañía acudió a su cita con sus inversores para anunciar que sus ganancias después de impuestos crecieron hasta los 549 millones de euros el pasado ejercicio, lo cual supone un incremento de un 6,5% con respecto al año anterior. El nivel de ventas totales superaron los 9.100 millones de euros.
 

El beneficio neto por acción fue de 1,42 euros, incluyendo el impacto negativo del tipo de cambio por la apreciación del dólar durante este periodo de 0,08 euros.

El total de ingresos de Coca-Cola European Partners en el año alcanzó los 9.100 millones de euros, tal y como informó la empresa a la CNMV. Esto supuso un 44,5% más, impulsado por la inclusión de Alemania e Iberia en 2016. Los ingresos comparables fueron de 10.900 millones de euros, un 1,5%, o un 1% sobre la base comparable y sin tener en consideración el impacto de la divisa.

Por unidad la caja creció un 0,5%. El volumen aumentó un 0,5%, mientras que los ingresos del cuarto trimestre fiscal, el último del año, ascendieron hasta los 2.600 millones de euros, lo cual supuso un avance de un 73% en relación a los datos del pasado año, impulsado por la inclusión de Alemania e Iberia.

Coca-Cola resultados


"Durante 2016, reunimos con éxito los negocios de Coca-Cola European Partners, al mismo tiempo que cumplimos nuestros objetivos de crecimiento de ingresos, ganancias y ganancias por acción diluidas", dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Damian Gammell.

"Esta transacción, completada hace sólo 10 meses, establece una plataforma mejorada de crecimiento a medida que diversificamos y aumentamos nuestro valor de cartera, colaboramos para ganar con nuestros clientes y operamos de manera más eficiente, efectiva y local para captar las oportunidades del mercado”, añadió.

"Mientras trabajábamos para integrar nuestro negocio en 2016, nuestra compañía se mantuvo enfocada en impulsar los ingresos básicos, los beneficios operativos y la mejora de los márgenes de ganancias", dijo Gammell. "Estos resultados fueron impulsados por una sólida ejecución por parte de nuestros empleados, por las sólidas iniciativas de mercadotecnia y los beneficios obtenidos ante la mejoría del clima en meses clave”, apuntó.

Por último, Coca-Cola European Partners mantiene su compromiso en cuanto a la política de retribución al accionista y tiene previsto repartir un dividendo de 0,21 euros por acción que se pagará el próximo 24 de abril.