Los inversores de Clínica Baviera celebran el aumento del dividendo anunciado y las acciones de la compañía se disparan liderando las compras del mercado español.
 
El Consejo de Administración de Clínica Baviera aprobó por unanimidad la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2016, por importe de 2.768.888,60 euros brutos, a la razón de 0,17 euros brutos por acción en circulación). Este importe se sumará al del dividendo extraordinario con cargo a reservas de libre disposición por importe de 5.049.149,80 euros brutos  a razón de 0,31 euros brutos por acción en circulación. El dividendo total ascendería a 7.818.038,40 euros brutos, a razón de 0,48 euros brutos por acción en circulación, en caso de ser el dividendo extraordinario aprobado por la Junta General Extraordinaria. 

La fecha de pago será el 12 de diciembre, contando con que la fecha ex dividendo (ex date) será el 8 de diciembre.

Además, este dividendo se complementará en su caso, con el dividendo ordinario que se someterá a la aprobación de la Junta General Ordinaria que se celebrará en el primer semestre del año 2017.

En una entrevista concedida a nuestra revista, la directora de Relaciones con los Inversores de Baviera, reconocía que “somos grandes generadores de caja, lo que nos permite tener una posición muy cómoda y mantener el compromiso que adquirimos en la OPV de distribuir un dividendo equivalente a entre el 50% y el 80% del beneficio neto”.

Los títulos de la empresa especializada en operaciones oftalmológicas han llegado a subir casi un 12% celebrando esta retribución.
 
Actualmente están atacando la resistencia de los 8 euros, aunque un poco más arriba, en los 8,50 euros, posee una resistencia más importante marcada por el retroceso de Fibonacci del 61,8%. Además, Clínica Baviera no ha podido superar esta resistencia desde julio de 2014.
 
En lo que va de año Clínica Baviera ha canalizado su subida con máximos y mínimos crecientes que le han llevado a revalorizarse en el acumulado un 30%.