La entidad financiera retribuye hoy a sus inversores con un dividendo, según se informó a la CNMV el pasado 17 de diciembre.
 
CaixaBank reparte desde hoy el dividendo bruto de 0,04 euros por acción a cuenta de los beneficios del ejercicio 2015, según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recientemente.

Esta retribución al accionista fue aprobada por el consejo de administración de la entidad presidida por Isidre Fainé, que compensa a sus inversores trimestralmente, en esta ocasión en efectivo.

CaixaBank repartirá un dividendo total con cargo al ejercicio 2015 de 0,16 euros por acción, repartido en dos pagos en efectivo y dos pagos bajo el programa dividendo/acción.