Caixa Catalunya anunció hoy el lanzamiento del Depósito Anti-Inflación, un depósito estructurado en dos plazos con un cupón al vencimiento de cada uno de ellos y que protege el capital invertido frente a la evolución de la inflación española, que en junio fue del 5,1%. En el primer vencimiento del 50% de la inversión (el 19 de octubre de 2009), se paga un cupón referenciado a la tasa de inflación interanual española no revisada del mes de julio de 2009, más un 3%. Al cabo de este primer año, el cliente puede disponer de este 50% del capital, que puede reinvertir para obtener una rentabilidad adicional. El cupón del segundo vencimiento del 50% restante de la inversión se paga a dos años (el 19 de octubre de 2010) y tendrá una rentabilidad referenciada a una cesta formada por acciones de Telefónica, BBVA e Iberdrola.
Si el valor final de las acciones es igual o superior al valor inicial, el cupón será del 16%, y si el valor final es inferior al inicial, el cupón será del 0%, por lo que el cliente conservará el capital invertido. Con esta combinación, y partiendo del supuesto de una inflación del 5%, se puede conseguir una rentabilidad global con una TAE mínima del 2,68% y una máxima del 7,78%. La inversión mínima del depósito es de 1.000 euros, y no puede disponerse de las imposiciones hasta cada uno de sus vencimientos correspondientes.