A nivel técnico el potencial de subida adicional está ahí, pero se hará necesario albergarse a descansar y corregir. Si el camino empezó el 24 de junio en Roncesvalles (7550 puntos) y llega a Santiago (superar los máximos de abril en 9400 puntos), estaríamos en Burgos, cerca de comenzar a atravesar la meseta española hacia León, donde probablemente el cansancio aparezca. Pese a las correcciones, aprovecharíamos las fuerzas repuestas y los nuevos víveres para intentar alcanzar nuestra meta en Santiago, pese a que el verdadero viaje se desarrolla en cada paso y en cada sesión bursátil.



La superación de 8600 puntos abre al alza el hueco bajista post BREXIT en 8900 puntos.
La pérdida de 8400 puntos abre un escenario correctivo 38%, 50%, 62% proporcional a la subida previa, aunque a nuestro juicio en un escenario alcista posterior.


Las probabilidades de terminar cerrando el hueco bajista BREXIT son elevadas:
 
Como vimos anteriormente, desde hace 20 años en el 98% de las veces en las que el IBEX35 ha caído un 5% o superior ha terminado recuperando toda la caída. El plazo de tardanza en la recuperación de la misma ha sido hasta 3 meses, aunque la mayor parte de veces en mucho menos tiempo:
 


IBEX35: escenarios  corto, medio y largo plazo (mantenemos escenario y motivos planteados en mayo -ver “Perspectivas técnicas “en la sección de análisis técnico de r4.com-)
 
Tras las caídas BREXIT hacia los mínimos de febrero el escenario base que preferimos es el de rebote. Este rebote esperamos sea capaz de superar los máximos marcados en marzo en 9400 puntos. En un escenario más adverso creemos que el IBEX35 al menos subiría a cerrar el hueco BREXIT en los 8900 puntos.