La petrolera española cumple un cuarto de siglo como cotizada  desde que iniciase su proceso provatizador en el año 1989. Hoy, con más de 500.000 accionistas, es uno de los cinco principales valores del mercado español. Su presidente, Antonio Brufau, ha reconocido la importancia de haberse "sometido a las reglas del mercado" en su consecución de llegar a ser "la empresa internacional" que son hoy en día.
 


El presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha dado el toque de campana a las 12 horas de este 12 de mayo para conmemorar los 25 años de la petrolera en el mercado. Lo ha hecho acompañado asimismo por el recientemente nombrado consejero delegado de Repsol Josu Jon Imaz y del presidente de Bolsas y Mercados, Antonio Zoido.

Toque de campana Repsol. Brufau e Imaz

Antonio Brufau y Josu Jon Imaz, tras el toque de campana en la Bolsa de Madrid (Fuente: Ei)


"Contamos con una base accionarial amplia y equilibrada con más de 500.000 accionistas", ha declarado durante su discurso en la Bolsa de Madrid Antonio Brufau. "Aquel paso dado en 1989 fue el primero hacia la privatizaciòn  que duraría ocho años más".

En opinión del presidente, "el relato de los últimos 25 años" es lo que permite comprender "el modo en que hemos acabado hoy" con un modelo de negocio en el que ha destacado las labores de exploración que les ha llevado a ser "líderes mundiales", el proceso de extracción downstream, así como su apuesta por las innovaciones tecnológicas.

Repsol es, como una de las principales empresas del Ibex 35, un referente en el panorama económico actual de nuestro país. "Somos una empresa comprometida que crea empleo. En 2013, comenzaron a trabajar en Repsol 1.062 personas, de las que el 49% eran mujeres", ha declarado Brufau.

En el último trimestre, Repsol ha subido en bolsa más de un 7% mientras ha intentado resarcirse de su conflicto con el Gobierno de Argentina. El ministerio argentino de Economía desembolsó el pasado 8 de mayo bonos públicos a Repsol como medio de pago de la compensación por la expropiación del 51% de las acciones que la petrolera española tenía en YPF.

La entrega de títulos ascenderá a 5.000 millones de dólares (3.359 millones de euros) a valor nominal, los que a precio de mercado representaría, según fuentes financieras, unos 5.250 millones de dólares (3.376 millones de euros).


A esta hora,las acciones de Repsol retroceden un 0,38% hasta los 19,80 euros por acción.