Nicolás López, director de análisis de MG Valores, no descarta una caída en la cotización de BBVA entorno a los 8 euros donde se encuentra su primera zona de soporte.

En declaraciones a Radio Intereconomía, Nicolás López asegura que BBVA atraviesa "una situación de falta de tendencia y es perfectamente posible que se pueda producir un descenso en Bolsa. Puede llegar a tantear la zona de los 8 euros donde se encuentra su primer nivel de soporte y este es un primer nivel razonable para tomar posiciones”.

Las recomendaciones de López pasan por Acerinox y Tubacex en su afán por buscar "las oportunidades en las compañías más volcadas a la exportación. Tubacex, con una previsión de recuperación en los próximos dos años, o Acerinox, más productora del acero inoxidable, está de vuelta a trabajar a plena capacidad." Según López, Tubacex “es de las compañías que lo tiene todo a favor en el momento actual. Estamos viendo una recuperación en el acero inoxidable y con el escenario que tenemos de los precios del petróleo y la proyección de nuevos pozos en los próximos años, tiene muy buenas perspectivas."

Respecto a Acelor Mittal dentro del "sector de las grandes aceleras no ha acabado la recuperación cíclica que hemos visto en otros sectores, quizás siga habiendo un exceso de capacidad. Aunque creo que sigue siendo una opción a mantener y esperar a la parte alta para vender, en la segunda parte del año podremos ver mejoras gracias al repunte del precio del acero."

Y cerrando por el sector de las renovables, una de las grandes empresas, Abengoa, se verá revalorizada.  "Ha cambiado un poco el escenario después del problema de Japón, se ha producido una revalorización de las energías renovables, todo lo que sea ver que el precio del petróleo sigue subiendo, es bueno para las renovables. Abengoa está muy bien situada en EEUU con todo el tema de los combustibles y es una muy buena opción para invertir."

López ha valorado, además, valores pequeños como Banco de Valencia que, en su opinión, "sigue la dinámica de los bancos pequeños que están alrededor de los mínimos de año, sin llegar a recuperarse y fuertes cantidades destinadas a provisiones. Bancos domésticos y cajas, su calificación crediticia está cerca de bonos basura y hasta el año que viene no empezará a recuperarse.”

Mientras, pendientes de las conclusiones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, López coincide con su análisis sobre la situación actual. "España se está todavía viendo afectada tanto por el sector inmobiliario como por el sector público con lo que es difícil que este año se empiece a crear empleo. Al menos la cifra de PIB podrá terminar siendo positiva, gracias a la mejora del sector exterior y dentro de España veremos una tónica de estancamiento."