Pese a haber aumentado su participación recientemente, Blackrock no consigue salvar de la quema hoy a BBVA, que se cae con fuerza en el Ibex 35 por miedo a las amenazas de Trump a México. Además, los bajistas aumentan su presión a máximos desde finales de 2010. 

Desde primera hora BBVA se ha convertido en uno de los valores más penalizados del Ibex 35. La entidad cae con fuerza, entre otras cosas, temiendo el discurso que Donald Trump dará esta tarde y en el que puede reafirmarse en su afrenta personal y comercial con México, país en el que la entidad española tiene grandes intereses. De hecho, desde que Trump venciera en las elecciones presidenciales de EEUU, el peso mexicano se ha devaluado un 20% frente al dólar, alcanzando mínimos históricos.
 

 
La casa de análisis Jefferies advierte que el beneficio de la entidad española se reducirá en un 5% por cada 10% de depreciación del peso mexicano y, es que, el país centroamericano es el que más pesa en su cuenta de resultados. Entre enero y septiembre de 2016,el Grupo BBVA ganó 2.797 millones de euros, de los cuales un 51,5% provino del país presidido por Peña Nieto. 
 

Fuente: BBVA
 
Además, a BBVA también le crecen los enanos por el frente turco, pues las amenazas terroristas constantes contra el país complican los negocios allí. Además, el Parlamento de Turquía ha iniciado el proceso para dar más poder a Erdogan y convertirlo en el jefe del Estado y del Gobierno.
 
Además, dentro de España BBVA también tiene otro foco de incertidumbre abierto, pues este viernes se espera que el Gobierno apruebeun procedimiento extrajudicial de obligado cumplimiento para las entidades y voluntario para el consumidor por el que los bancos deberán devolver las cláusulas suelo en tres meses y gratis. BBVA ya explicó que dotará una provisión en la cuentas anuales del 2016 para cubrir la contingencia de futuras reclamaciones sobre las cláusulas suelo. El impacto negativo neto de esta provisión se estima en unos 404 millones de euros netos de impuestos. Saldremos de dudas el 1 de febrero cuando el banco presente sus cuentas pertenecientes al ejercicio pasado.
 
Con todos estos frentes abiertos, el reforzamiento de la posición de Blackrock en el capital de BBVA ha pasado desapercibido, pero hay que resaltar que el fondo americano ha aumentado su posición un 0,76%, hasta el 5,761% (4,886% de forma directa y un 0,875% a través de instrumentos financieros). Esta posición tendría a día de hoy un valor de mercado de 2.362 millones de euros.
 
Pese a la caída bursátil de hoy, técnicamente BBVA sigue inmersa en el canal alcista en el que lleva cotizando desde los mínimos marcados en junio a causa de la incertidumbre por el Brexit. Lo que sí está perdiendo BBVA es la oportunidad de superar por fin la resistencia de los 6,50 euros marcada por el retroceso de Fibonacci del 50% de todo el movimiento de caída desde los máximos de julio de 2015 y los mínimos de junio de 2016. BBVA ha vivido pegado a este nivel en el último mes y se ha dado de bruces contra esta barrera en repetidas ocasiones desde abril. Ahora corre el riesgo de caer a los 6 euros, soporte marcado por el retroceso de Fibonacci del 38,2%. En cambio, si lograra un catalizador para superar los 6,50 euros, podría y a reconquistar los 7 euros que no toca desde finales de 2015.


 
Conocedores de la complicada situación por la que atraviesa BBVA, los especuladores bajistas han aumentado la presión sobre la acción. Según el último registro de la CNMV, el día 6 de enero los cortos tenían un 0,93% del capital, habiéndolo aumentado desde el 0,58% de diciembre. Niveles tan altos de cortos no se veían en BBVA desde finales de 2010.

 

Fuente: CNMV



También puede interesarle: Banco Popular: nido de bajistas al que todos buscan comprador