Bankinter ha lanzado un nuevo servicio para sus clientes de banca personal y banca privada destinado a planificar y optimizar sus ahorros e inversiones en función de sus características personales, ingresos y perfil de riesgo, con la que la entidad pretende establecer una "relación duradera" y ayudar al cliente en todos los momentos de su vida y también en su jubilación. El servicio, denominado 'planificación financiera personal', ya se encuentra operativo, y va dirigido a un cliente de más de 30 años, con unos ingresos anuales por unidad familiar de 40.000 euros brutos y a los que la hipoteca no sea su única preocupación.
El banco cuenta en el segmento de banca personal con unos 80.000 clientes a los que podría beneficiar este servicio, y con unos 5.000 más de banca privada, que por su patrimonio pueden disfrutar también de sus ventajas. No obstante, el banco cree que podrá captar nuevos clientes por el 'efecto llamada', según explicó el director de banca de particulares, Ignacio Lozano.

El cliente que esté interesado en planificar sus ahorros para conocer si sus decisiones de inversión son correctas o si podrá tener una buena jubilación con sus ingresos actuales, entre otros aspectos, sólo tiene que acceder a la página web del banco o ponerse en contacto con la entidad y el gestor, mediante una primera entrevista personal de media hora, recogerá los datos personales necesarios para poder proceder a planificar su estrategia.

Una vez al año, el banco se acercará al cliente para conocer si su situación ha variado, pero el cliente puede en ponerse en contacto con la entidad siempre que quiera añadir información importante financiera o personal que pueda variar esta planificación, como un aumento de los ingresos, la incorporación a la cartera de nuevos productos, un divorcio o el nacimiento de hijos.

El banco considera que se trata de un "novedoso servicio de asesoramiento y proyección a futuro de la estrategia financiera", en el que ha trabajado durante tres años y que ayudará al cliente a canalizar su ahorro para conseguir un objetivo a medio y largo plazo.

Asimismo, pone su mira en un objetivo tangible que el cliente desea conseguir en un momento concreto del tiempo, para lo que recomienda no sólo una cartera de inversión sino un plan de aportaciones periódicas, que se van a ajustando anualmente en función de la evolución de los mercados y las necesidades del cliente. 

UNA CARTERA EN FUNCIÓN DE TRES ESCENARIOS

El servicio estima las evoluciones a futuro de los ingresos, gastos y patrimonio del cliente, en función de su situación actual y teniendo en cuenta tres escenarios, pesimista, optimista y normal, proponiendo la mejor cartera de inversión en cada caso, según el riesgo, plazo, preferencias y fiscalidad de cada cliente.

La propuesta será hecha a su medida, pero la entidad no adquiere ningún compromiso con el cliente, sólo le aportará sugerencias y él decide si las acepta o no. Entre las propuestas de planificación el banco también incorpora productos de la competencia y otros nuevos desarrollados por Bankinter, como los fondos de inversión 'horizonte, 19, 29 y 39', según la edad del cliente.

En este sentido, el director de productos y negocio internacional, Borja Uriarte, subrayó que lo importante de este servicio es enseñar al cliente una disciplina de ahorro en función de sus posibilidades y transmitirle la importancia de planificar su futuro, para reducir la certidumbre y obtener una cierta tranquilidad.

El servicio no cobra comisiones ni trata de retener al cliente, ya que puede incorporar al servicio los datos de otras cuentas o productos que tenga en otras entidades ni tiene ningún tipo de penalización si el cliente deja la entidad.