Las dos entidades financieras viven situaciones completamente diferentes tanto en los mercados como en el aspecto fundamental de sus negocios. La evolución es completamente distinta desde que Bankia recibiera el rescate financiero con respecto a Popular. ¿Cómo se encuentran actualmente?
 
Mucho se está hablando de la situación de Banco Popular, con una dura travesía en el desierto en bolsa, debido al estado débil de su negocio, con varias ampliaciones de capital efectuadas en los últimos tiempos, que ha derivado en la marcha de Ángel Ron, presidente de la entidad. Este reemplazo abre la puerta a nuevas preguntas sobre una posible adquisición –BBVA se coloca como principal candidata en las quinielas– que pueda hacer rebotar al valor.

Lo que está claro que es que Popular lleva un camino abrupto en la bolsa con una pérdida de cotización de hasta más de un 84% desde abril de 2014. La acción se ha despeñado a medida que ha pasado el tiempo, llegando a establecerse en niveles que no veía, incluso desde hace tres décadas cuando ni siquiera había nacido el Ibex 35 –índice que comenzó a ser la referencia en 1992–.

El camino que ha llevado a cabo contrasta con la evolución de Bankia. El banco fue uno de los activos que más se ha despeñado en la historia hasta que se produjo el rescate. La limpieza de su balance supuso un respiro y desde entonces se visualiza la diferencia en la cotización entre ambos bancos. Mientras uno se encuentra plenamente saneado, al otro le falta hacer los deberes, algo que se traslada con duras penalizaciones si mostramos la comparativa entre los dos valores.

Bankia y Popular, comparativa


Aunque, efectivamente, Bankia tampoco ha tenido un comportamiento sobresaliente en los mercados, con descensos en lo que va de año de más de un 30%, desde mínimos anuales sí que ha logrado recuperar hasta casi un 50%. Además, es una de las acciones que mejor comportamiento del sector bancario español (precisamente por esta situación financiera que tiene con respecto al resto), que está bastante lastrado por los desafíos de su industria.

En estas, si nos centramos en nuestros filtros técnicos, observamos que Popular se encuentra en fase bajista, mientras que recibe una puntuación de 1 punto en una escala que oscila entre el cero y el diez. Su tendencia es bajista en el medio y el largo plazo y solo mantiene un indicador en positivo: el volumen a medio plazo, que es creciente.



Popular indicadores

Por su parte, atendiendo a los filtros técnicos sobre Bankia su situación es completamente la opuesta. Se encuentra en fase alcista, con una puntuación de nueve puntos sobre diez puntos posibles. Asimismo, solamente tendría uno de los indicadores en negativo: su volumen a largo plazo es decreciente.



Bankia indicadores