El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y la presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, firmaron un convenio de colaboración para la puesta en marcha en Andalucía de la iniciativa 'Banesto Lidera', que incluye actuaciones como la creación de una línea de financiación por importe de 350 millones de euros destinada a impulsar el crecimiento, la innovación y la internacionalización de las empresas andaluzas, especialmente pymes, para afrontar la crisis.
De esta forma, una parte de la línea contempla créditos al cero%, especialmente los proyectos que, de la mano de la Junta vaya dirigido a la exportación y nuevas tecnologías e innovación.

La firma tuvo lugar en la Consejería de Economía y Hacienda, tras la celebración de un foro de debate sobre esta nueva iniciativa, en el que participó la titular de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, así como representantes de entes sociales y económicos, entre ellos el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero.

La nueva línea de financiación se destinará a empresas que sean promotoras de proyectos de inversión de interés para Andalucía, dentro de sectores estratégicos como el agroindustrial, el agroalimentario, el turismo, las industrias culturales, las energías renovables, la biotecnología, la aeronáutica, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), el sector metalmecánico y el comercio.

Su objetivo es impulsar el crecimiento de las empresas andaluzas, su proyección internacional y la incorporación a las TIC como forma de mejorar su competitividad.

El convenio de colaboración contempla, además, el acceso de las empresas en condiciones preferentes a los servicios de valor añadido financieros y no financieros de Banesto, para impulsar sus negocios.

En concreto, se prevé la realización de sesiones de formación en comercio exterior para las empresas que se decidan de mutuo acuerdo, así como la puesta en marcha de un servicio de búsqueda de candidatos para potenciales operaciones de concentraciones en condiciones preferentes.

Banesto se compromete también a incluir a las empresas que se determinen en su Programa Banesto 'Open Day'. Esta iniciativa consiste en sesiones de asesoramiento individuales impartidas por Banesto y sus socios (actualmente, Garrigues), para clientes y no clientes, cuya fecha, lugar de celebración y condiciones serán acordadas por ambas partes.

Botín explicó que en esas sesiones se abordarán formas de comunicarse con las instituciones financieras, "pues muchas veces los proyectos no llegan con suficiente información, para que esas iniciativas se tramiten de forma más ágil, o asesorarlos sobre cómo salir de la crisis, cómo salir hacia afuera, cómo reconvertirse y hacia qué mercados reorientarse".

El plazo de vigencia de este convenio de colaboración se establece en un año desde su firma, si bien las partes podrán acordar su prórroga.

COMISIÓN DE SEGUIMIENTO

Para garantizar una gestión eficaz del convenio, velar por su cumplimiento, evaluarlo y, si fuera oportuno, revisar los sectores estratégicos en los que se actuará, se creará una comisión de seguimiento constituida por dos representantes de Banesto y otros dos de la Consejería de Economía y Hacienda. La comisión contará, además, con una persona que ejercerá la secretaría, que será designada por Banesto y se reunirá, al menos, cuatro veces al año.

Tras la firma del convenio, la consejera de Economía y Hacienda agradeció a la presidenta de Banesto "el reconocimiento de las fortalezas que tiene Andalucía de cara al futuro, sobre las que debemos apostar", y destacó el hecho de que la entidad financiera acuda al Gobierno andaluz para aunar objetivos ante la actual situación económica.

Asimismo, Martínez Aguayo resaltó que este convenio "es un ejemplo de coordinación y confluencia de intereses para fluya la liquidez financiera en un momento importante para la economía andaluz y así lograr objetivos como los trazados en el proyecto 'Andalucía sostenible".

Por su parte, Ana Patricia Botín, que se refirió a la confianza de Banesto en el trabajo que viene realizando la comunidad por fortalecer distintos sectores, consideró que en el momento actual "es obligación de las entidades acercarse a sus clientes, de la mano de las instituciones públicas y las universidades". Asimismo, subrayó que Andalucía ocupa el cuarto lugar nacional en inversión en I+D y ha crecido más sus exportaciones que la media nacional.

Finalmente, explicó que el objetivo de esta iniciativa es colaborar "y poner nuestro granito de arena para que salgamos lo antes posible de esta crisis y en las mejores condiciones, y la mejor manera de salir es innovando y ayudando a mejorar la competitividad, en este caso de Andalucía".

Botín recordó la apuesta de Banesto por Andalucía, donde posee 353 oficinas, más otras 40 agencias, 1.300 profesionales, y cerca de 500.000 clientes, entre particulares, pymes y empresas. Agregó que durante 2008 firmaron operaciones por más de 3.000 millones de euros y incorporó 75.000 nuevos clientes particulares y 12.000 empresas, comercios y autónomos.

La presidenta de esta entidad, que recordó que Banesto se fundó en Andalucía, con una primer sucursal en Linares (Jaén), resaltó que Andalucía "ha experimentado una transformación muy importante, con una apuesta por la innovación, internacionalización de las empresas y por la sostenibilidad energética".