Auge y caída de las empresas tecnológicas cotizadas en Wall Street

A modo de ratificar las importantes caídas de las empresas de base tecnológica, simplemente hay que cotejar que el índice más relevante de Wall Street que agrupa a dichas empresas cotizadas, el Nasdaq100. Ésteha corregido en lo que llevamos de año más de un 26%, lo que representa un desplome de casi el doble de intensidad frente a sectores como el industrial, en el que su principal índice de referencia, el Dow Jones Industrial, está cayendo poco más de un 13% en el mismo espacio temporal. Para más información de estos índices te dejamos este link.

¿Cuáles son los motivos para el desplome en cotización de las empresas tecnológicas que cotizan en Estados Unidos?

Entre los principales motivos podría estar la sobrevaloración de expectativas de crecimiento y beneficios que experimentaron durante la pandemia de Covid, en 2020, ya que, en ese momento (debido a las restricciones de movilidad y producción, unido a los confinamientos de población en sus casas) las empresas tecnológicas se vieron potenciadas por la situación y muchas de ellas se revalorizaron de manera extraordinaria.

La vuelta a la normalidad, con vuelta a los puestos de trabajo físico y con menor tiempo de permanencia en las viviendas, hace que los inversores teman que dichas empresas no tengan la misma potencia de crecimiento.

Un ejemplo (que veremos en detalle en este artículo) de esta situación lo tenemos en los resultados del primer trimestre de 2022 reportados por la plataforma de contenidos audiovisuales líder en el mercado, Netflix, que bajó expectativas de crecimiento a futuro y reportó bajas de suscripción de más de 200.000 cuentas de usuarios con respecto al trimestre anterior, lo que supone su primer retroceso en una década.

Además, en el momento macroeconómico que estamos viviendo, con los Bancos Centrales subiendo tipos de interés para combatir la inflación, los inversores podrían temer que los costes de financiación más elevados vayan a perjudicar la renovación o adquisición de préstamos empresariales, con el consiguiente perjuicio para empresas que “queman mucha caja” para poder seguir creciendo.

Las empresas tecnológicas han tenido un momento de expansión con el dinero barato y unos tipos de interés bajos, especialmente las Startup y las de alto crecimiento, y no está claro que puedan seguir haciéndolo en un clima financiero más duro con tasas elevadas de intereses.

Otra causa podría deberse a una retroalimentación negativa en cuanto al interés de los inversores particulares. Durante la pandemia del 2020 muchos fueron comerciantes muy activos con las empresas tecnológicas, debido a un sesgo de permanencia en casa y paralización de las actividades más industriales, y ahora que se revertido la situación, junto con los resultados no tan positivos de las empresas, se ha perdido el “hype” que tenían.

3 ejemplos de auge y caída en empresas tecnológicas

Veamos tres ejemplos que ilustran el auge y caída del precio en tres importantes empresas de base tecnológica:

Interfaz de usuario gráfica, Gráfico, Gráfico de líneasDescripción generada automáticamente

Fuente: iBroker

Netflix, la plataforma líder de contenidos audiovisuales, marcó unos mínimos de 290,25$ en el mes de marzo de 2020, para desde ahí iniciar una fuerte tendencia alcista que le llevó a cotizar en los 700$ en noviembre de 2021, lo que representa una revalorización del precio de más del 300% en este periodo de poco más de un año.

Desde los máximos históricos el valor ha corregido casi un 75% hasta la actualidad y se encuentra cotizando en el rango de los 175-190$ por acción.

Gráfico, Gráfico de líneasDescripción generada automáticamente

Fuente: iBroker

En el caso de Paypal vemos algo muy similar a lo acontecido con Netflix. La empresa de sistemas de pagos efectuó un rally alcista desde los mínimos de la pandemia de Covid (82,07$ por acción en marzo de 2020) para llegar a sus máximos históricos en los 310,16$ en julio de 2021.

Desde estos máximos su cotización no ha hecho más que corregir en precio, hasta los 70-72$ en los que actualmente se encuentra estabilizado, lo que representa un desplome superior al 75%.

GráficoDescripción generada automáticamente Fuente: iBroker

Con la empresa Zoom se repite el patrón. Un grupo que, a raíz de la irrupción de la pandemia de Covid, su modelo de negocio se ve potenciado (recordemos que su principal servicio es un sistema de videollamadas y reuniones virtuales) y desde los mínimos de diciembre del 2019 (63,56$) se multiplicó por casi 10 veces, hasta alcanzar sus máximos históricos en 588,84$ en octubre de 2021.

La caída del precio de casi un 80% desde entonces ha hecho que la acción se encuentre cotizando en el rango de los 110$.

Los comentarios realizados en este artículo, las posibles operaciones sugeridas o planteadas y el material suministrado tienen fines meramente formativos. En ningún caso, constituyen un asesoramiento profesional, una propuesta de inversión o una recomendación operativa. iBroker Global Markets Sociedad de Valores, S.A. no se responsabiliza de las consecuencias de la información difundida ni puede asegurar que la información sea exacta y/o completa.

Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77,77% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Cada inversor debe valorar los riesgos de los instrumentos financieros, así como sus conocimientos del funcionamiento de los mercados antes de realizar operaciones con productos complejos.

El presente artículo puede considerarse pieza publicitaria de ibroker.es

Puede consultar más información sobre el producto en el KID disponible en la web ibroker.es