La bolsa norteamericana abrió la sesión en negativo, tras la sorpresa del repunte experimentado en la jornada de ayer. Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada considera “muy positivo” que el S&P vuelva a tener el nivel de soporte de los 1.260 puntos. Y –añade que- “esta circunstancia la provocó ayer Bernanke al destacar su opción de alargar el plazo de crédito a los agentes primarios hasta 2009”. Algo –señala- “que facilita dar liquidez y solvencia al sistema”. El experto recalca, que aunque el crudo está escalando posiciones en esta jornada, “ayer rompió los 140 dólares a la baja”. Escribano recuerda que la EIA, la administración de información de energía norteamericana estima, para este año, un precio medio del barril de crudo de 127 dólares y de 133 el próximo año. Y –explica- “si se viene abajo el precio el oro negro, respiran las bolsas". Por otra parte, recuerda que hay que vigilar “muy de cerca” todo lo relacionado con el consumo. El director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada subraya que el dato de las peticiones semanales de subsidio por desempleo correspondiente a la semana pasada ha sido mejor de lo esperado -el volumen se amplió un 7,5% en términos desestacionalizados-. Ahora –añade- “hay que esperar a la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan que se conocerá el próximo viernes”.
Diego Escribano indica que, a partir de la próxima semana, se empezarán a conocer los datos del segundo trimestre de las compañías. Y se refiere a Alcoa como una de las que lo ha hecho “muy bien” y, en línea con las estimaciones. A su juicio, “ha sabido trasladar el incremento de costes a sus clientes, algo que no todos van a poder hacer”. El experto presta especial atención a General Electric, que presentará sus cuentas este viernes. Considera que es muy importante por la parte financiera. Y subraya “cómo pierda el rating de triple A, ejercerá una fuerte presión sobre el valor toda la refinanciación y toda la deuda que hay en su entorno”. En su opinión, esta compañía podría ser uno de los catalizadores de pánico. Sector tecnológico El experto avanza, que el próximo martes, se conocerán los resultados de Intel, un valor que le gusta, al igual que el sector de la tecnología en general. En su opinión, sus cuentas van a estar por encima de lo que espera el consenso del mercado. Y –continúa- “hay que estar atentos a las perspectivas del tercer trimestre”. Considera, que a corto plazo, el valor podría repuntar. No obstante, Diego Escribano señala que “hay que tener en cuenta la debilidad del gasto en EE.UU en estos momentos, la desaceleración del consumidor en mercados emergentes y la mayor competencia de AMD”. Tres factores, que en definitiva “podrían limitar el repunte de Intel”. El analista indica, que por valoración, “no está cara”. Hoy, por cierto, Merrill Lynch le ha bajado el precio objetivo a los títulos de esta tecnológica. El director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada explica que lo que hoy presiona a la baja al mercado norteamericano es el sector de tecnología “por Intel, pero también por Cisco –que cae un 3,5%-”. El analista explica que el presidente de esta compañía ha dicho que su recuperación llegará en el año 2009, y no en el segundo semestre como anunció en su última comparecencia. Y, esa recuperación se va a producir –señala- “porque hay un crecimiento de tráfico, no hay un exceso de capacidad en la red, y por la mejor eficiencia”. El experto cree que es una buena empresa. Escribano concluye que hay malas noticias para los bancos regionales. Y señala que “Merrill Lynch ha bajado el precio objetivo a NCC hasta 4 dólares por los problemas de crédito”. Por el lado positivo, menciona a Wachovia después de que también Merrill Lynch le haya subido su recomendación a neutral “porque hay bastantes posibilidades de que alguien la adquiera-por ejemplo JP Morgan-”. Escribano señala que “si la compañía siguiera independiente tendría muchas presiones porque tendría que realizar ampliaciones de capital”. En un mercado de transición como el que nos movemos, el experto sigue recomendando “prudencia”.