Donald Trump ha venido a poner patas arriba la visión de las firmas de análisis para 2017. Aunque en un principio el estravagante multimillonario que se alojará en la Casa Blanca desde enero de 2014 se veía como un peligro para la economía. Sin embargo, las sensaciones han cambiado y ahora se espera que sus políticas keynessianas al más puro estilo Reagan puedan impulsar el crecimiento y la inflación. Cuando se conjugan estos dos términos, lo cierto es que su cartera puede sufrir, o verse muy beneficiada.
 

Todo va a depender de cual sea la asignación de activos que haya aplicado a su portfolio. Los estrategias de Citi acaban de publicar un informe en el que aseguran que el resultado de las elecciones americanas ha cambiado radicalmente el escenario base que contemplaban para el año que viene.

De esta forma, han decidido por sobreponderar ligeramente la renta variable, sobre todo gracias a los países desarrollados. Pero no todas las zonas gozan del mismo optimismo, en su opinión. Ellos prefieren renta variable americana, algo menos la bolsa japonesa y ante la bolsa europea se muestran neutrales. Por otro lado, los emergentes pasan a infraponderarse en estas circunstancias.

En estas circunstancias han infraponderados sus posiciones en bonos soberanos, sobre todo en Estados Unidos, en los países del sur de Europa y en emergente en divisa local. Para el crédito se muestran neutrales, en estas circunstancias, igual que en materias primas, aunque por activos prefieren los metales industriales frente a los metales preciosos. Eso sí, hay algo que tienen bastante claro, para equilibrar la cartera sobreponderan el efectivo.

Activos Total Return


Renta variable
En general prevén que los mercados del mundo suban alrededor de un 10% desde los niveles actuales hasta finales del año que viene. La bajada de los impuestos y el aumento del consumo, además de la desregulación pueden beneficiar a la bolsa, pese a las valoraciones, dicen estos expertos.

En Estados Unidos prevén que el S&P 500 acabe el año en 2.325 y recomiendan comprar en caídas.  Consideran que las perspectivas de aumento del empleo y una mejora de la actividad de las recompras pueden incentivar a las empresas costizadas.  Eso sí, aconsejan no entrar de cara a la reunión de la FED.

En Europa prevén que el Eurostoxx acabe en 380 y el TOPIX podría finalizar el próximo ejercicio en 1.625 gracias a la debilidad del yen. Por sectores prefieren valores cíclicos frente a defensivos. Han elevado consumo discrecional hasta netural, han recortado telecomunicaciones a netural y consumo básico hasta infraponderar.

Renta variable


Crédito
En opinión de estos analistas, “las sólidas rentabilidades del crédito en los últimos años le han dejado poco potencial desde los niveles actuales”. Explican que al igual que ocurre con otros activos, el crédito está muy influido por las políticas de los bancos centrales desarrollados. “En Europa, incluso aunque se reduzcan las compras de deuda desde 80.000 hasta 60.000  millones de euros al mes desde marzo, tal y como pronostican nuestros economistas, la cantidad que se gastaría en 2017 serían 700.000 millones de dólares, más que en todo 2015. Incluso con estas cifras esperamos que el programa de compra de bonos de empresas continúe al ritmo actual, lo que implicaría que la institución compraría entre 80.000 y 100.000 millones de euros el año que viene, más de la mitad de la oferta que anticipamos para el año que viene”, dicen.

Pero consideran que las diferencias circunstancias de los distintos bancos centrales pintan una situación muy distinta para el crédito en todo el mundo.  De forma general esperan que los diferenciales terminen el año por encima de los niveles actuales. “Esto implica que las rentabilidades acabarán ligeramente positivos”.

Su recomendación es:
  • - Mantener títulos de duraciones cortas, al menos que entremos en una espiral de caídas de rentabilidad
  •  
  • - Añadir exposición a financieras y aseguradoras
  •  
  • - Evitar la exposición a compañías de países como Francia donde los riesgos políticos para 2017 no están en precio
  •  
  • - Favorecer híbridos sobre high yield
  •  
  • - Preferir crédito en dólares a crédito en euros en plazos largos y viceversa.

Crédito


Materias primas
En Citi esperan que los precios de las materias sigan subiendo este año. Además, consideran que hay que seguir siendo muy cautelosos con China porque cualquier dato que se publique en el país porque podría alterar los precios al alza o a la baja.  Por último, habrá que tener en cuenta la evolución de la climatología porque podría afectar a la energía y a las materias primas agrícolas.

En cuanto a las materias primas específicas, esperan subidas del petróleo hasta situarse alrededor de 60 dólares el barril.

El cobre podría terminar el año alrededor de 5.800 dólares por tonelada este año.

Por último, la subida de tipos de interés podría hacer que la onza del oro terminara entre 1.100 y 1.150 dólares por onza.

OPEP y petróleo


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“La cartera de Natixis enfoca así la recta final a final de año”