Vemos oportunidades en el sector energético, que lo ha hecho peor por la caída en los precios del crudo, y con ello veremos un mejor tono en las petroleras, en las eléctricas. De ahí que Ibedrola, REE o Endesa sean buenas opciones.
Hoy la atención está puesta en el sector de las aerolíneas, puesto que los inversores cuando ven un sector en movimiento tienden a fijar la atención en el mismo. En el caso de las aerolíneas, es un sector que ha sido el que peor se ha comportado en los últimos meses, perjudicado principalmente por el escenario de los precios del crudo y la presencia de las aerolíneas de bajo coste. Las operaciones corporativas han mejorado las expectativas de los inversores sobre el sector, lo que ha supuesto un mejora en las rentabilidades. El mercado está relativamente falto de fuerza, después de la gran subida del año pasado. Llevamos 2-3 meses en los que estamos digiriendo estos avances, con la atención puesta en los tipos de interés. Hoy saldrán pistas claras sobre los mismos aunque creemos que la FED mantendrá el tono ambiguo de sus mensajes. A la bolsa le seguirán faltando motivos para subir con claridad. Seguiremos en un rango de 14.500-14.600 puntos, que será la zona en la que el Ibex chocará para volver a los 14.000 puntos. Una corrección que, de producirse, no debería ser importante como para tomar grandes decisiones en la bolsa. Sin embargo habría que reducir posiciones para tener algo de liquidez y aprovechar en una corrección de este tipo. En este contexto vemos oportunidades en el sector energético, que lo ha hecho peor por la caída en los precios del crudo, y con ello veremos un mejor tono en las petroleras, en las eléctricas. De ahí que Ibedrola, REE o Endesa sean buenas opciones.