De nuevo una mala noticia para Wall Street. Esta vez viene de la mano de Amazon que ha publicado unos resultados peores de los que esperaban después de que el equipo directivo haya vuelto a las andadas y provocaran un significativo aumento de los costes en el último trimestre del año.
 
Los títulos del gigante de comercio electrónico de Estados Unidos han llegado a caer hasta un  después de que el pasado jueves por la tarde publicase un beneficio por debajo de las estimaciones. Con todo, se trata del tercer trimestre consecutivo en el que Amazon presenta ganancias desde 2012. Eso sí, el beneficio por acción fue  de un dólares, muy inferior al 1,56  previstos por el consenso. Las ganancias netas fueron de 482 millones, más del doble que las de doce meses antes. Por su parte, las ventas se quedaron 180 millones de dólares por debajo de las estimaciones, al ingresar 35.750 millones de dólares.

Pero lo que ha preocupado a los expertos no es sólo que la empresa no haya ganado tanto como se esperaba, sino que ha ganado menos porque se ha visto afectada por la fortaleza del dólar y por la decisión de la compañía de invertir masivamente recordando a etapas anteriores.

Explica Cárpatos que “el problema que está teniendo la compañía es que los costes de envío se les están disparando y más con ese programa de tarifa plana o con los envíos en menos de dos horas en algunas ciudades, ya que si las dos se aplican a objetos de escaso valor y muy poco margen, toda la operación en su conjunto genera pérdidas en la compañía. Todo esto se traduce en que los costes de envío son de 4.550 millones de dólares, aumentando significativamente desde los 3.400 del año pasado. Es cierto que reducir los costes de envío a los usuarios ha aumentado las suscripciones llamadas Prime y esos lo que más están valorando desde dentro de la compañía”.

A pesar de las fuertes caídas en bolsa, de las 21 firmas que han revisado hoy su visión sobre la empresa, solo 7 han decidido rebajar su precio objetivo. Una, además, Morningstar ha decidido empeorar su recomendación hasta neutral.

Con todo, la mayor parte de los analistas que siguen el valor apuestan por comprar, en concreto un 85%. El 15% restante opta por mantener las acciones de la compañía. El precio medio del consenso está situado en 747 dólares, lo que le da un potencial de más de un 15%.

Recuerdan en una nota los expertos de Citi que Amazon es una de las compañías de más calidad del sector de internet. Consideran que la empresa está bien posicionada para crecer en muchos sectores y creen que sus acciones tienen potencial.

amazon

Por el contrario, las acciones de Microsoft suben casi un 5% a pesar de decepcionar con sus cuentas gracias, sobre todo, a que los expertos están valorando muy positivamente el aporte del negocio de la nube. El beneficio por acción de la empresa ha sido 78 centavos por acción, frente a los 71 centavos que esperaba el consenso.